Novena Completa de la Virgen de Fátima



Si deseas dedicarle unas palabras a la virgencita, a través de un novenario donde puedas dar plegarias de agradecimiento no dudes en iniciar con esta novena, donde le des gracias a esta sagrada virgen y puedas seguir sintiendo su auxilio.



Prepara una invitación a tu hogar, para que llegue la abundancia, el socorro y el auxilio para alejarte del peligro y de las enfermedades.

¿Cómo rezar la novena de la Virgen de Fátima?

virgen de fatima
cuando se hace la novena de la virgen de fatima

La novena de la virgen de Fátima se divide en sus misterios, se inicia con una salve y un credo, después se remitirán al misterio que se deba para ese día, los cuales pueden ser:

  • Misterios Gozosos (lunes y sábado)
  • Misterios Dolorosos (martes y viernes).
  • Misterios Gloriosos (miércoles y domingo)
  • Misterios Luminosos (jueves).

Al culminar los misterios del día se da paso a la novena, con el ofrecimiento inicial y posterior a ello con la plegaria del día que se encuentre.

Desde el primero hasta el día noveno se debe repetir el rosario y las oraciones iniciales, dedícale a la virgen de Fátima todo tu fervor en cada invocación.

¿Cuándo inicia la novena?

La novena a la virgen de Fátima se celebra el día de su patronato, el 13 de mayo en memoria de la primera aparición de la virgen en el año de 1917 en las colinas de Cova de Iría (Portugal).

Los canticos y rezos son comunes en esta fecha al igual que el inicio de su novena, donde se desea expresar los favores y milagros que se necesitan así como también los que ella ha ido concediendo, como agradecimiento.

Novena de la Virgen de Fátima

La novena de la virgen de Fátima se inicia dependiendo del día que se encuentren sus misterios se dividen entre gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos, cada uno de los mismos nos determina un episodio de la vida de Cristo.

Asimismo se acompaña de cortas oraciones, utiliza una vela como un instrumento de penitencia y dedícasela a esta venerable señora.

Primer día

En el primer día de novena, enciende la vela que vas a dedicar (preferiblemente blanca) y recita las siguientes líneas para iniciar con tu novena, acompaña de un avemaría, padre nuestro y gloria para tener mayor eficacia.

Fátima de amor,
En tu primer día de novena,
Te pido por la salvación de mi alma,
De mi familia y por todos quienes aquí residimos,
Llénanos de tu amor, de tu misericordia,
Y ayúdanos a venerarte,
A través del santo Rosario,
Amen

Segundo día

En el segundo día de novena, deja encendida tu vela principal y prepara una pequeña estancia para el lugar donde generalmente oras, añádele una rosa, un rosario o un cántico además de tu oración, sentirás la paz del creador contigo.

Virgen de gracia
Hoy te venero,
Hoy te imploro tu amor,
Y te pido por tu infinita gracia,
En este segundo día de novena,
Renueva nuestra fe,
Y llénanos de tus bendiciones,
Amen.

Tercer día

En el tercer día de la novena a la virgen de Fátima, si ya se consumió la vela que dedicaste desde el primer día, renuévala, solo ten en cuenta que debes esperar a que la misma se logre consumir por completo.

Hoy, en tu novena madre,
Te ruego por los enfermos, por los heridos,
Por todos aquellos que atraviesan circunstancias,
Momentos difíciles, dales fuerza, fe,
Y constancia en cada una de sus oraciones,
Amen.

Cuarto día

En el cuarto día del novenario, llega a un punto intermedio donde puedas expresar cada una de tus dificultades, dedica cada día de tu novena a exponer cada una de tus circunstancias más difíciles, lógrate conectar con nuestra madre celestial.

Madre de Cristo,
Quien nos enseñas tu infinidad,
Y gran poderío,
En tu cuarto día te ruego por mis hijos,
Por todos aquellos infantes de mi familia,
Para que siempre se mantengan bajo tu protección,
Amen.

Quinto día

Sin dejar de lado tu padrenuestro, avemaría y gloria, ve añadiendo un vaso de agua en este día del novenario, en señal de la gloria del padre celestial, para que puedas ir sintiendo su transformación diaria.

Las plegarias deben ser recitadas con fe, con creencia en cada palabra que se va añadiendo.

Fátima virgen del Rosario,
Nos diste misterios del futuro,
Cartas para sanar nuestro corazón,
Y poder salvar nuestra alma, socórreme,
Para que el pan nunca falte en mi hogar,
Y que la prosperidad se mantenga,
Amen.

Sexto día

En el sexto día de oración te recomiendo añadir un rosario a tu pequeño altar donde llevas a cabo tu novenario, déjalo encima de una biblia y dale gracias a Dios, en todo su poder por permitirte culminar estas oraciones.

Santa madre,
Se tu mi camino al andar,
Que no pierda el paso ni la constancia,
Ni deje de creer en ti, como madre amada,
Permíteme ser un instrumento de nuestro señor,
Y que cada día sea lleno de tu auxilio,
Amen.

Séptimo día

A punto de terminar el novenario ten el sosiego de que has sido escuchado y que la virgen de Fátima como patrona del rosario te dará amor, caridad y ayuda en todo momento y en cada circunstancia que atravieses.

¡Ángeles del Cielo!
Que nos cuidan y protegen, intercedan por mí,
En el séptimo día de novena de la virgen amada,
Para que aprendamos a vivir con respeto hacia el padre,
Y que él nos llene de su misericordia.
Amen.

Octavo día

Si has llegado al octavo día de novena, antes de que comiences con tu oración, reza una salve dando gracias y después procede a dar rienda suelta a tu plegaria, arrodíllate y deja que tu corazón sienta el cambio y la salvación.

Patrona de nuestro corazón,
En este penúltimo día de tu novena,
Te pido por mi nación, por mi ciudad, por mis hermanos,
Para que nos sanes de la discordia y el odio,
Y nos ayudes a unificar en un todo,
El amor, la humildad y comprensión,
Amen.

Noveno día

Para finalizar el último día de oración del novenario, añade un credo, además de la salve para cerrar el ciclo de invocaciones dedicadas a esta virgen sagrada, permite que cada uno de tus peticiones sean cumplidas.

En el último día de tu novena,
Te elevo infinitas gracias por siempre estar aquí,
Escuchándome en cada pena y felicidad,
Y por sanarme de mis tormentos y tristezas,
Te insto a que seas parte de mi vida, siempre Virgen,
Y que tu vida sea un ejemplo de amor,
Para percibir el poder infinito del creador,
Amen.

Cada una de estas oraciones, vienen dedicadas a cada enfoque de tu vida, para que tengas la oportunidad de expresar tus temores, tus dudas y cada una de tus dolencias, teniendo como resultado la protección de tu alma.