Frases de San Juan Bautista de Lasalle: Sobre Educación y Para Niños



Dentro de la Iglesia, los Santos son los ejemplos de fe y virtud que debemos seguir para alcanzar al Señor mientras nos encontramos en la tierra.



Las reflexiones de San Juan Bautista de Lasalle sobre la educación, los niños y el amor de Dios deben ser tomadas en cuenta por todos los cristianos y adaptarlas a su propia vida, para ser también ejemplo de las diferentes facetas del buen servidor de Cristo.

Frases de San Juan Bautista de LasalleFrases de San Juan Bautista de Lasalle

Todas las reflexiones de San Juan Bautista de Lasalle son útiles a la hora de saber como debemos abordar el camino del buen cristiano, del buen maestro e incluso, del buen padre. Para ello comenzaremos con algunos mensajes de San Juan Bautista de Lasalle que creemos, son muy importantes para nuestra relación con Dios y con los demás.

  1. La alegría de los hombres en este mundo es breve, pero la de aquellos que sirven al Señor no tendrá fin.
  2. Tu fe debe ser tan grande que cautive el corazón de a quienes te diriges e inspires en ellos al Espíritu Santo.
  3. Sé diligente al sumergirte en la oración. De esta única acción depende la bendición de Dios sobre tus hermanos y sirve para traer sus bondades a los hombres.
  4. Tu forma de corregir no debe ser la impaciencia. En cambio, debes saber manejar la vigilancia y dar el buen ejemplo.
  5. Mientras seas obediente, el Señor te sostendrá.
  6. Que brillen las virtudes de la humildad y la mansedumbre en todas tus palabras. Pues cuando la lengua es apacible, dijo un sabio, quebrará los corazones más duros.
  7. Los hombres, y sobre todo los niños, son ejemplos de razón. Por ello, no se les debe corregir como bestias, sino como seres razonables.
  8. Quien ignora la duración de su vida no debe olvidar el uso de los medios necesarios para asegurar la salvación de su alma.

Frases Célebres de San Juan Bautista acerca de la Educación

Estos escritos de San Juan Bautista de Lasalle han inspirado al rededor del mundo a los educadores, no solo a llevar a sus alumnos por el camino de la fe y la esperanza, sino a velar por su integridad, bienestar y correcto desarrollo desde el amor y la compasión.

  1. No sean víctimas de la incertidumbre: hagan todo lo que deben hacer con sentimientos de fe bajo la mirada de Dios.san juan bautista de lasalle
  2. Dedíquense a la oración todo lo que les sea posible. Este es el principal ejercicio de la fe, que atrae la gracia del Señor sobre los hombres.
  3. Dios es el primer y único recurso en las batallas para no desfallecer contra la naturaleza.Sean humildes, pues nada atrae tanto las bendiciones de Dios como la fidelidad a las pequeñas cosas en la vida.
  4. Para corregir a los hermanos con dulzura primero se debe amarlos, pues esta es la base de toda hermandad.
  5. No desesperen frente a las penas y dificultades del mundo. La vida esta llena de estas.
  6. La presencia del Señor es siempre de utilidad cuando necesites motivarte o ayuda para realizar tus tareas a la perfección.
  7. Todo lo que haces con amor es un reflejo de la grandeza de tu fe.
  8. Amen tiernamente a sus alumnos. Tengan la firmeza del padre que enseña, pero también la ternura de la madre que acoge y busca hacerles el bien siempre. Actúen así de acuerdo a lo que sea necesario.
  9. Deben dedicarles a los alumnos todos sus cuidados, consagrarles su vida y lo que son. Muestren pruebas de su afecto y comprensión.

Frases Célebres de San Juan Bautista para Niños

Todo, al tratar con niños, debemos reconocer que Jesús está en ellos, en su inocencia y su ternura. Para recordarnos nuestro deber al tener a esos niños bajo nuestra responsabilidad dejamos algunas reflexiones de San Juan Bautista de Lasalle.

  1. Que viva Jesús en sus corazones por y para siempre.
  2. El Señor siempre nos envía a cuidar de los débiles y enseñarles en Él.
  3. Debemos hacer el bien a las personas como queremos que el bien sea hecho a nosotros.
  4. Los niños son la base de la fe en Jesucristo.
  5. La unión de los hermanos es lo que debe abundar en esta tierra, pues junto a la paciencia y el sacrificio son la fundación de los frutos del Espíritu.
  6. En las miradas de los niños podemos ver la inocencia, la prosperidad de Nuestro Señor Jesucristo.
  7. Quienes tengan fe en el Señor jamás serán vencidos.
  8. Hemos de plantar en los niños el corazón, el sentimiento para el futuro. En ellos debemos poner la voluntad de la vida.
  9. Son los niños quienes nos brindan el tesoro más hermoso que existe.

Breve Historia de la Vida de San Juan Bautista

juan_bautista_de_la_salle

San Juan Bautista de Lasalle nació en Reims, una ciudad al noroeste de Francia, el día 30 de abril de 1651. Fue el primogénito de una familia de aristócrata, por lo que durante su infancia se vio colmado de lujos y una educación que, en aquel momento, solo unos pocos podían permitirse.

A pesar de que se esperaba que siguiera a su padre en la carrera jurídica, desde muy joven mostró su vocación a servir al Señor. A los 11 años recibió la tonsura y a los 16 fue nombrado canónigo de la Santa Catedral de su ciudad natal.

No siendo mucho mayor de 20 años, sus padres fallecieron, obligándolo a hacerse responsable del patrimonio familiar y sus seis hermanos menores. Pero su responsabilidad lo llamaba, y casi terminando sus estudios de Teología, se le concedió el puesto de Sacerdote, en 1672.

Al relacionarse con jóvenes pobres, incultos y rebeldes, comenzó en su mente a rondar la idea de crear escuelas públicas para niños de escasos recursos. Con esto en mente, fundó la Congregación o Institución de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, en donde formó a los maestros amables y bondadosos que se dedicarían a enseñar a los niños y jóvenes menos afortunados.

De esta forma, buscó educar una generación en la fe y las costumbres cristianas, además de las distintas áreas del saber. Utilizó su gran sabiduría para enseñar y llevar la palabra a los otros, mostrándose como ejemplo del amor de Cristo en el mundo.

 

Los escritos de San Juan Bautista de Lasalle nos dejan grandes enseñanzas, como la riqueza del Espíritu, la importancia de la oración, y las virtudes que un verdadero educador necesita para formar hombres y mujeres de bien, de Dios.

En las distintas frases de San Juan Bautista de Lasalle se puede reconocer la bondad de un hombre que dedicó su vida a servir al prójimo, un ejemplo del deber cristiano influyente incluso hoy en día.