Oración a San Isidro Labrador para los Agricultores



La vida de San Isidro Labrador estuvo dedicada al cultivo de la tierra, proteger a los pobres y a los animales, entre sus milagros más conocidos se cuenta el de la multiplicación de los alimentos para saciar el hambre de los pájaros y los mendigos, de allí que los trabajadores del campo hagan frecuentemente la Oración a San Isidro Labrador para los Agricultores.



Existen muchas eficaces oraciones poderosas y milagrosas que solicitan su intercesión ante Dios, para que brinde los favores que sus devotos le hacen, la Oración a San Isidro Labrador para los Agricultores es una de las más conocidas, donde se ruega por el buen tiempo para el cultivo y cosecha de la tierra.

Oración a San Isidro Labrador para los Agricultores

Oración a San Isidro Labrador para los Agricultores

¡Milagroso San Isidro Labrador!

Conocedor del duro trabajo del cultivo del campo,  dedicado a la agricultura durante gran parte de tu vida.

Dios Todopoderoso te mostró su complacencia por las oraciones con las que le rendías tributo, enviándote sus ángeles para que araran la tierra mientras orabas.

Nosotros  los agricultores, acudimos a ti con  humildad y sencillez para rogar nos brindes tus bendiciones y tu ayuda, para proveernos de recursos espirituales y materiales, para poder lograr la felicidad de cultivar y cosechar las maravillas  que Dios nos provee de la naturaleza.
Suplicamos por tu protección en las actividades de los agricultores
facilítales el cultivo con excelentes condiciones del ambiente, humedece el cultivo con lluvias calmadas y abundantes, para poder ver crecer y recoger los alimentos de nuestro prójimo.

Que su diario sustento nunca les falte y puedan distribuir  la cosecha recolectada de manera adecuada y justa, para generar el bienestar de sus familias.

Fortalece su salud y motiva la felicidad de  laborar en campo, aún cuando la tarea es dura y pesada.
Santo patrono Isidro Labrador ruega por los agricultores.
Amén.

Breve Biografía de San Isidro LabradorORACIÓN A SAN ISIDRO LABRADOR PARA LOS AGRICULTORES

Según la historia San Isidro, nacido en España, proviene de una familia que profesaba la religión católica, eran de muy bajos recursos pero con un gran sentido de generosidad, sencillez y piedad.

Quedando huérfano de padre siendo muy joven, no contaba con recursos económicos para realizar sus estudios, debido a la precaria situación familiar, su madre se vio obligada a enviarlo a trabajar la tierra de un rico terrateniente.

Ahí paso la mayor parte de su vida, cultivando el Siendo ya mayor se casa con una mujer también religiosa, llamada María Toribia o  María de la Cabeza.

San Isidro y su esposa Maria perdieron un hijo que fallecido siendo un niño, el terrible dolor que sufrían lo interpretaron como una señal de Dios, dedicándose ambos a vivir en perfecta continencia.

La pareja comienza a ir diariamente a la Santa Misa, San Isidro se le veía muy a menudo sumido en la oración y en variadas ocasiones avisaba que llegaría tarde al trabajo.

Estas tardanzas generaron celos en los demás trabajadores, llegando a acusarlo con el supervisor por su poco entusiasmo para realizar el trabajo, que perdía el tiempo y luego se aprovechaba de las actividades de otros compañeros.

Un día el supervisor va revisar el trabajo de San Isidro,  que no solo había cumplido con su parte del arado, sino que lo superaba, triplicando su productividad en comparación con la de los otros trabajadores.

Estos mismos compañeros de trabajo,  fueron testigos de ver a algunos ángeles ayudando a San Isidro con las actividades de la tierra,  ganándose  la admiración y el respeto de ellos.

La situación llegó a oídos del terrateniente, deseaba conocer con más detalle la historia y llamó al supervisor, pero este al no poder explicar el incremento de productividad de Isidro, le indica que  solo con  milagros y poderes sobrenaturales pudiese lograrse ese rendimiento en las tareas.

Comienzan a verse  eventos milagrosos sorprendiendo a muchos, como la multiplicación de la cosecha de cereales que se le había asignado a San Isidro.

Los ángeles realizaban el arado con los bueyes, mientras San Isidro oraba de rodillas, el propietario de la tierra no le tiene confianza, pues San Isidro llevaba más dinero a su hogar que los demás trabajadores y los distribuía entre los pobres.

San Isidro demostraba mucho amor y compasión por las personas pobres y por los animales, produciéndose el milagro de multiplicar los alimentos, cuando un día alimento a un gran número de pájaros con hambre y también a un buen grupo de mendigos.

Era invierno y San Isidro preocupado por los pájaros hambrientos, decidió buscar en el molino un saco de granos y dárselos en puñados grandes que espacia sobre la nieve.

El propietario al enterarse de la situación, corrió al granero para confirmar el robo,  para su sorpresa y la de muchos el saco de granos  se había llenado milagrosamente.

Su filosofía de vida fue el trabajo, la oración y obsequiar.

Su cuerpo fue colocado en la iglesia de San Andrés de Madrid, a través del tiempo se comienza a conocer de sus milagros en toda España y el resto del mundo.

Fue canonizado por Gregorio XV, en 1622, junto a Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, Santa Teresa de Jesús y  San Felipe Nerida.

Su esposa María Toribia, en el año de 1697 es proclama bienaventurada por el Papa Inocencio XII .

Es conocido como el Santo patrono de los agricultores y campesinos, protector de los animales y Patrono de las ciudades de Madrid, León, Zaragoza y Sevilla en España, además de ser el patrón de la Conferencia Nacional de la Vida Rural en los Estados Unidos.