Novena a San Benito: Para alejar y Para Protección

Una novena es un rezo que se hace por nueve días consecutivos  a nuestro santo devoto para solicitar su intercesión ante Dios y nos conceda su  gracia  en diferentes momentos de nuestra vida, para el amor bien sea para conservarlo o atraerlo, para el trabajo, para agradecer el que se tiene o conseguir otro mejor.

También es usada para protección e inclusive para alejar  personas o situaciones que traen intranquilidad a nuestra vida.

Novena a San Benito

Novena a San Benito

Para hacer la Novena a San Benito, para alejar y para protección, recomendamos tener la medalla o imagen de nuestro santo, para conectarnos con mayor fuerza a su vida y obra.

Se comienza  haciendo la santa señal, un padrenuestro, un ave maría y un gloria.

Luego se reza la oración inicial a san Benito, para luego continuar con la oración específica de cada día,  y luego con la oración final, finalizando el rezo diario como comenzamos con un padre nuestro, un ave maría y el  gloria.

Oración inicial a San Benito

Hoy día abro mi corazón y brazos para recibirte con especial cariño, Amado San Benito, salvador de muchas almas,  fiel devoto de Jesucristo.

¡Padre ejemplar de los monjes! Disfruta desde el cielo de la cosecha de hombres  dignos que has multiplicado, bendícenos y protégenos contra todo mal.

Implora  por los enfermos, por  los que han caído en tentación, por los pobres y desamparados por todos los que con fe te seguimos. Concédenos estar libres de pecado al momento de nuestra muerte y poder alcanzar la gracia bendita de nuestro señor en la vida eterna.

Aleja de nosotros las asechanzas del maligno y danos fortaleza con tu firme presencia, por favor,  consíguenos la especial gracia que te solicitamos en esta novena.(hacer petición o simplemente agradecer o alabar al santo).

A continuación se rezará  la oración según el día correspondiente:

Primer Día

¡Venerado San Benito, que desde niño supiste reconocer la vanidad del mundo y optaste por desear las virtudes eternas! Alcánzanos las bendiciones  divinas  y que nunca olvidemos la palabra de Dios, que el camino hacia él sea claro y superemos los obstáculos  que se nos presenten para alcanzar su  gracia,

San Benito, suplica por nosotros.

Segundo Día

¡Venerado San Benito, humilde de corazón, fiel seguidor y proclamador de la palabra de Jesucristo! Alcánzanos la nobleza y humildad, con la que amas a Dios por sobre todas las cosas y te  entregas sin condiciones, consíguenos obtener la gracia y el amor de Dios.

San Benito, suplica por nosotros.

Tercer Día

¡Venerado San Benito, que  entregaste tu cuerpo y alma a las alabanzas divinas! Alcánzanos también seguir tu ejemplo con la oración. Tú poderoso santo, vigilante y protector, consíguenos la pureza de nuestro espíritu.

San Benito, suplica por nosotros.

Cuarto Día

¡Venerado San Benito que valientemente doblegaste al maligno! Alcánzanos la bendición de mantener la fe y alejarnos del pecado. Tú que con tu ejemplo mantuviste una vida humilde, renunciaste a lo material y te entregaste al trabajo, alejándote del ocio, llenándote de amor y compasión, fiel a la palabra de Jesucristo.

San Benito, suplica por nosotros.

Quinto Día

¡Venerado San Benito, que solo te expresas para dar amor y protección, con palabras sensatas y sencillas, lejos del egoísmo y de palabras ligeras, de los murmullos y juicios! Alcánzanos la bendición de ser discretos y sinceros, de ser compasivos y gentiles, de perdonar y recibir perdón y mantener nuestra lengua libre de pecado.

San Benito, suplica por nosotros.

Sexto Día

¡Venerado San Benito, que aguantaste con paciencia, firme tu y con esperanza las  persecuciones del maligno! Alcánzanos ese don tan especial de saber aguardar con confianza y y mantener la paz ante  la ofensa, tú que supiste perdonar sin represalias a los que desearon desaparecerte, que intercediste ante Dios por su perdón y compasión.

San Benito, suplica por nosotros.

Séptimo Día

¡Venerado San Benito, que en base a tu inmenso amor estas dispuesto a dar apoyo al prójimo en momento de necesidades, maestro de ignorantes, sanaste a los enfermos y diste cobijo a los pobres, alejaste al maligno de los caídos en su tentación, diste consuelo al afligido y llevaste la palabra de Dios a los pecadores!.  Consíguenos la bendición de poder amar sin condición y con respeto al  prójimo y juntos realizar labores de misericordia.

San Benito, suplica por nosotros.

Octavo Día

¡Venerado San Benito, que cubriste con el amor de Dios y de bendiciones divinas el tierno corazón de tu amada hermana Santa Escolástica, llenándola de  fe y esperanza! Concédenos la bendición  de poder dar santidad a  nuestros afectos.

San Benito, suplica por nosotros.

Noveno Día

¡Venerado San Benito, por la revelación de tu gloria, en tu momento de muerte fue tu alma elevada a la compañía del señor, recibida gozosamente por ángeles y santos, como signo de consuelo para tus fieles! Concédenos por tu intercesión, la bendición de ser perseverantes, manteniéndonos libres de pecado en nuestra muerte, confiados de tu asistencia en ese momento.

San Benito, suplica por nosotros.

Oración a San Benito para rezar al final de la plegaría del día durante la novena:

¡Venerado San Benito, que brindas protección a todos tus fieles desde tu sitio celestial! Por tu  gran poder ante Dios,  que todos  reconocen con mucha fe y esperanza, agradecidos por  la medalla como señal  de tu protección, por la gran cantidad de  favores que a través de ti,  Dios nos concede. Suplica por todos los que te llamamos. Cúbrenos  Santo Patrono,  con las gracias  necesarias y especialmente por la petición en esta novena.

San Benito, suplica por nosotros.

Si te ha gustado esta novena a San Benito, aquí tenemos más contenido sobre este santo:

Novena a San Benito: Para alejar y Para Protección
5 (100%) 1 voto[s]