Oración a San Antonio de Padua para Casos Difíciles, Urgentes y Desesperados

San Antonio de Padua, como gran conocedor de la palabra de Dios en su tiempo en la tierra, y su habilidad para predicar el Evangelio a los hombres, fue dueño de gran conocimiento y empatía para los temas de la fe y de las personas. Siempre dispuesto a escuchar los lamentos en circunstancias difíciles y urgentes, te mostraremos una oración a San Antonio de Padua, el gran seguidor de la fe en Cristo Jesús, para casos desesperados.

Oración a San Antonio de Padua para Casos Difíciles

Oración a San Antonio de Padua para Casos Difíciles, Urgentes y Desesperados

Durante momentos difíciles de nuestras vidas, en que nos sentimos desamparados e incapaces, es común que busquemos acercarnos a Dios. Y que mejor para ayudarnos en ese camino que realizar una oración a San Antonio de Padua, quien siempre está ahí para ayudarnos a solucionar las difíciles y urgentes circunstancias a las que nos enfrentamos.

Oh, San Antonio de Padua, que con tu caridad y compromiso ganaste el afecto del Padre amoroso, del Padre celestial, incluso en medio de la tormenta prestas atención a tus hermanos, los escuchas y conscientes, los consuelas y ayudas. Durante el día o la noche, no nos desamparas ni un segundo.

Mediante esta oración proclamo tu amor por el pueblo de Dios, y encomiendo las difíciles y urgentes situaciones que me aquejan, que mi condición mundana no me permite trascender, me apoyo en ti, Oh Santo de los Milagros, con la misma confianza con la que sé que hablas con Dios constantemente, para interceder por mí y mis hermanos, para que nos escuche y ayude.

Seré moldeado por tus santos fieles brazos en este momento, ymi corazón sentirá tu amor y tu abrigo, así como mi alma será movida por ti. No estoy solo, pues sé que eres mi confidente y mediador que ha llevado mis palabras y súplicas al plano de lo eterno. Tú, que has movido cielo y tierra, junto con los ángeles, para que yo halle la misericordia del Señor.

Oh, San Antonio de Padua, milagroso y benévolo, en tus brazos deposito toda mi seguridad, por el poder de tu obrar te suplico que hagas posible un milagro, socorre mi alma en mi difícil situación, no dejes que se adueñe de mí la desesperación, pues tu auxilio me fortalece, al saber que tengo el amparo del Niño Dios gracias a ti.

Siempre amado San Antonio, consuélame en mi aflicción, ayúdame en la pena y el dolor, guíame y protégeme en los malos momentos que sobre mí se han impuesto, que yo te amaré en la tierra como en la muerte. Los luceros y la luna celebran tu fiel servicio a Dios, Oh San Antonio de Padua, por los siglos de los siglos. Amén.

Quien fue San Antonio de Padua

oraciones-para-elevar-a-san-antonio-de-padua

San Antonio de Padua, o San Antonio de Lisboa (como es menor conocido), fue un hombre nacido en Portugal entre 1191 y 1195, que cumplió como sacerdote franciscano, predicador y teólogo, que fue elevado a la honra de la Santidad por la Iglesia Católica rápidamente, debido a su trabajo por esparcir la fe y los principios cristianos.

Fue un gran predicador de la Palabra, la fe y los valores cristianos, que formó distintas hermandades allá a donde iba, creando lugares en donde los cristianos podían unirse para alabar a Dios.

Realizó diversos milagros, en la vida y después de esta, entre los que se destaca la visita de Niño Dios, que se le apareció cuando aún era un fraile rezando solo en su habitación. Debido a esto, San Antonio de Padua suele ser representado cargando al Niño en sus brazos, como una muestra de su unión con el Señor y disposición a proteger a los débiles.

No hay petición por la que él no intervenga, igual que todos los Santos, siempre y cuando se haga de corazón y con gran fe. Sus manos siempre están dispuestas a auxiliar al necesitado. No da la espalda a quienes piden ayuda para casos urgentes y casos desesperados, y cada quien tiene formas de comunicar sus angustias a él, quien las juzga justamente y con compasión.

Al rezar la oración a San Antonio de Padua que ya te mostramos (que no es la única) podemos conseguir su consuelo, su consejo, y sin duda alguna, su intervención durante momentos difíciles y urgentes. 

Este Santo motiva a sus seguidores a seguir siempre la vida cristiana, a incluir a nuestras familias en la oración, y a solicitar su protección en cualquier petición que le hagamos, desde las más comunes hasta las que sean para casos desesperados.oracion-a-san-antonio-de-padua

Poder contar con la ayuda de Dios en los momentos más difíciles es algo que en todo momento agradece un creyente. Una persona que te aborde de manera desinteresada para escuchar lo que te inquieta siempre te hace sentir muchísimo mejor para casos urgentes. Y el mejor diálogo que se puede establecer con el Señor para esos momentos, es a través de un Santo como lo es San Antonio de Padua.

Si quieres más oraciones a San Antonio de Padua, puedes leerlas a continuación:

Evalúa este Artículo