San Antonio de Padua: Oraciones, Biografía y Día de este Santo

San Antonio de Padua, el Santo Patrono de todos, alguna vez te has preguntado por qué San Antonio tiene un niño en sus brazos? A través de este escrito lo descubrirás y conocerás sobre San Antonio de Padua: Oraciones, Biografía y Día de este Santo.

 Es una historia  que recordarás con  amor y la oración a San Antonio te transmitirá paz y sosiego, deposita en él tus aflicciones y con fe y confianza saldrán de tu vida.

Biografía y Vida de San Antonio de Padua

SAN ANTONIO DE PADUA

Su nacimiento tuvo lugar en la ciudad de Lisboa, en Portugal, en el año  1195, su verdadero nombre era Fernando de Buglione, fue el primer hijo de un caballero portugués llamado Martín de Alfonso y de María Taveira, su padre descendía de nobles franceses.

Con tan solo quince (15) años ingresa al monasterio de los Canónigos Regulares de San Agustín cerca de Lisboa, amigos y familia no estaban de acuerdo  con su vocación y le presionan para que abandonara el monasterio.

Renuncia a la herencia familiar con el fin de evitar esas presiones y en 1212 pide ser trasladado al monasterio de Santa Cruz de Coimbra, un gran e importante centro de educación  religiosa, donde se dedica al estudio de ciencias y teología como preparación al sacerdocio.

A los 24 años, en el año 1219, se convierte en Sacerdote. Un año después en el 1220 llegan provenientes de Marruecos, los cadáveres de cinco frailes Franciscanos, decapitados por predicar el evangelio.

Al llegar los  frailes del Monte Olivares para llevarse los cadáveres, decidió ingresar a la nueva orden y  vivir según el Evangelio, consiguió el permiso del Provincial Franciscano de España, quien preside la toma del hábito Franciscano de Fernando,  cambiando su nombre por Antonio, en honor a San Antonio Abad.

San Antonio de PaduaSiguiendo el ejemplo de los mártires franciscanos, se enrumba a Marruecos junto a fray Felipe de Castilla,  hermano de orden, para vivir su propio martirio. Durante el viaje a Africa, se contagio de malaria,  manteniéndole en cama durante un largo tiempo, por lo que sus compañeros le conminan que regrese a casa para sanarse, decide abandonar el país y en su viaje de vuelta enfrentan una tempestad y desvían el barco a Sicilia, donde es recibido y sanado en una comunidad franciscana.

En 1221 es  invitado al capítulo de su orden en Asis, reunido con tres mil franciscanos, conoce a San Francisco de Asis y decide no regresar a Coimbra, poniéndose a la orden de fray Gracián, provincial de la Romaña, comunidad franciscana de todo el norte de Italia.

Con la intención de ser fortalecido por la debilidad de su organismo por la malaria, es enviado por un año al  eremitorio de Montepaolo (cerca de Forli), antes de asignarle  alguna misión de apostolado. Se dedica a la penitencia y la oración, realiza las más humildes tareas y ayuda a sus hermanos.

Restablecida su salud, en el año 1222, predicó en la catedral de Forli, ante un gran auditorio incluidos notables, durante la ordenación de nuevos sacerdotes, sin haber preparado previamente sus palabras, pero con gran profundidad, impresiona tanto que lo nombran predicador, y le encargan su ministerio  por todo el norte de Italia, combatiendo la herejía Catara en Italia y Albigese en Francia, adonde llega en 1225.

Su vida era de ejemplo, en la que se apoyaba para combatir la herejía, realizaba charlas con los que aún no creían en la palabra de Dios para ganar su conversión y la fe de los cristianos la fortalecía con la catequesis.

Fue maestro de teología de franciscanos y dominicos que practicaban la predica de la fe   en la región,  también fundador de la residencia para morada de los franciscanos de la ciudad en una antigua ermita benedictina y creador de  un convento cerca de Brive.

A finales de 1225, San Antonio de Padua señaló la necesidad dar el ejemplo viviendo de manera sencilla, consiguiendo el apoyo del obispo modificando las costumbres, apoyándose en franciscanos y dominicos para la evangelización de su diócesis.

Al morir San Francisco en el año  1226 , San Antonio se ve obligado a ir a Asís, eligen nuevo ministro general, el seleccionado reconoce el valor de Antonio y le nombra provincial de Romaña, San Antonio de Padua  recorre los conventos franciscanos de su zona; en uno de ellos fue Vercelli predicando en su catedral con gran impacto, conoce  al teólogo y canónigo regular Tomás Galo.

Por esos tiempos pasa largas temporadas en Padua, fundando una escuela de franciscanos y comienza a escribir una serie de sermones.

San Antonio de Padua

Se incrementan  las misiones de predicación y se fundan gran cantidad de  conventos. En el 1230, se reúnen por el traslado de los restos de San Francisco a su basílica de Asís, aprovechando pedir la renuncia a su cargo por sufrir de mala salud.

Aceptan su renuncia y le invitan a integrar una comisión que presentaría al papa Gregorio IX para su estudio y aprobación varios puntos  sobre la regla franciscana.

Predico San Antonio ante el papa y  la curia romana, escuchándole entusiasmado,    el papa lo llamó “Arca del Testamento”.

Marchándose luego a Padua, donde sería su última morada, se dedica con tal fervor a la oración que su nombre quedo asociado al de la ciudad, Antonio de Padua.

En el 1231, empeoró su salud a causa del viaje, retirándose para descansar y escribir sermones, pero sus fieles acudían a diario para ser aconsejados y escuchar a San Antonio.

Después de 10 años de predicador y sin haber cumplido los 40 años de edad, sufrió un colapso el viernes 13 de junio, sabiéndose muy débil solicitó le llevasen a Padua, en el camino y evitando las multitudes pararon en Arcella donde fallece, después de recibir la extremaunción y los santos oleos.

Se le reconoce a San Antonio de Padua como fundador de hermandades y de cofradías, orador sagrado, hombre de gobierno  y teólogo, dejo en escritos infinidad de sermones, los cuales han sido publicados en su totalidad, así como sus tratados de ascética y mística.

Su canonización fue muy rápida,  a solo un año de su fallecimiento, incrementándose  su veneración, fue proclamado como doctor de la Iglesia en el año 1946 por el papa Pio XII y  se celebra su fiesta el 13 de junio.

Canonización

Los trámites y proceso de canonización de San Antonio de Padua es uno de los más rápidos que han sucedido en la historia de la iglesia, durando solo 11 meses, desde julio de 1231 a mayo 1232, un mes antes de su primer aniversario de fallecimiento.

Luego de su muerte el 13 de junio de 1231,  se evidenciaron gran cantidad de milagros, al mes siguiente, en Julio comenzó el   proceso de solicitud de canonización, el papa Gregorio IX, muy contento por la fama de santidad de su estimado fray Antonio, reunió con diligencia al colegio cardenalicio para  acordar el proceso de la canonización.

Fueron escuchados y analizados  los testimonios sobre las virtudes del Santo Patrono, todos aquellas evidencias  que por su intercesión se creían milagros.

Para que el 30 de mayo, fiesta de Pentecostés, en presencia de personajes ilustres reunidos  en la catedral, rindieran los primeros honores de los altares a fray Antonio, encabezados por el papa Gregorio IX, cardenales, los obispos y los altos prelados.San Antonio de Padua

En fin, una multitud de seguidores, que abarrotaba la catedral, la cual fue adornada para la fiesta, escuchaban gozosos la canonización de tan amado hombre San Antonio de Padua.

Simultáneamente en Lisboa, su tierra natal, ocurre algo maravilloso, las campanas de las iglesias, sonaban al unísono sin que ningún hombre las hiciera moverse, los habitantes no escondían su sorpresa y felicidad.

Milagros

Entre los milagros  adjudicados a este Santo Patrono, se conocen varios, dignos de ser contados.

Como aquella sobre la Visión, que cuenta que mientras fray Antonio oraba en su habitación, el propietario que dio hospedaje lo espiaba por una ventana, notando que apareció en los brazos del fray un hermoso y feliz niño.

A quien Antonio abrazaba y besaba con ferviente amor, el propietario sorprendido por la hermosura del niño se preguntaba ,  ¿por qué San Antonio tiene un niño y de dónde había venido?, pues era el Señor Jesús.  El niño le señaló a San Antonio la persona que los veía, a lo que este meditó largamente y fue desapareciendo la visión. Luego San Antonio habló con el propietario prohibiéndole que hablará sobre  lo que había visto.San Antonio de Padua

También se conoce otro milagro, el sermón a los peces, en una de las predicas de San Antonio, algunos herejes trataron de desviar a sus seguidores, para que no le escucharan.San Antonio de Padua

San Antonio se acercó a las orillas del río, colocándose muy cerca de los fieles y habló de manera que los herejes oyeran, indicándoles que predicaría a los peces la palabra de Dios,  hasta tanto ellos se sintieran indignos de seguir a Jesús, todos notaron como la cantidad de peces iba creciendo, sacando sus cuerpecitos hasta la mitad, abriendo sus bocas y asintiendo con la cabeza las palabras del fray. Los moradores de la aldea se acercaban para presenciar la maravilla e incluso los herejes  quienes se arrodillaron en señal de conversión, el Santo dio la bendición a los peces y los invito a marcharse.

Existen muchas otros milagros, como la mula que aún cuando la dejaron sin alimentos por tres días,  prefirió la comunión ofrecida por el Santo, quien también ayuno por el mismo tiempo, a la comida ofrecida por su propietario hereje, quien se convirtió a la fe católica al ver la reacción del animal.San Antonio de Padua

Otro milagro cuenta sobre un pie reanudado por San Antonio, también el bebé recién nacido que habló durante su bautismo señalando quien era su verdadero padre, también el del pecador arrepentido que no pudo abrir la boca para decir sus pecados y San Antonio le invito los escribiera en una hoja, obedeciendo el pecador hizo una larga lista, el Santo Patrono los leyó en voz alta pero luego fue que tomó la hoja de manos del pecador, limpiando los pecados de ella y del alma del hombre.

Día de San Antonio de Padua

El mismo día de su canonización, en las palabras ofrendadas  por el papa Gregorio IX, se decreta que el  nombre de San Antonio de Padua  sea inscrito en el libro  de los santos y que sea el 13 de junio el día de celebración de su fiesta.

Oración a San Antonio de Padua

La oración a este Santo Patrono, es muy usada por los fieles para las causas más difíciles, rezarla con profunda fe y devoción infinita, harán que lo imposible sea posible, San Antonio es un buen intercesor para que Dios envíe la bendición.

¡Amado San Antonio! amable y gentil a tu ternura y generosidad invoco para  rogar  por tu intercesión en este difícil momento que no me es grato vivir Por tu fidelidad a nuestro Dos, confió en tu caridad  y tu promesa de servir necesito en este día solicitarte un favor, para que al problema que me aqueja  le consigas solución Te ruego que me concedas (decir el problema y la petición) Para que la paz, tranquilidad y felicidad regresen a mi corazón Tu milagroso Santo Patrono dame la bendición, rezaré por ti eternamente en señal de mi  eterna gratitud.

¡Amén!