Oración Por Los Hijos Rebeldes y con Problemas

Ningún padre desea que sus hijos sean rebeldes, mucho menos cuando no se han dado razones. Hay padres autoritarios que innecesariamente cercenan la libertad de sus hijos impidiéndoles experimentar la vida, lo cual es fundamental para su desarrollo como adulto y ello también debe llamar a la reflexión.

El caso contrario también es preocupante. Un hijo que no se deja guiar, orientar, que no oye consejos y que pretende tener una relación de igual a igual con sus propios padres.

Te traemos dos oraciones para una de las peticiones más importante que podríamos hacerle a Dios. Pedir para hijo con problemas, que lo perjudican a sí mismo y a la familia. Problemas que podrían ser muy graves como un hijo drogadicto o simplemente pedir para que tu hijo sea obediente.

Oración a Dios por los hijos rebeldes

Oración por los hijos problemáticos
Rostro de niño problemático

Ante aquellos hijos que desafían y cuestionan reiterada y violentamente nuestra autoridad paterna; desobedecen y hasta contrarían nuestras órdenes, e incluso amenazan y agreden; definitivamente hay que encomendarse al poder divino de Dios con esta oración para que obre milagrosamente en nuestros hijos y haga un cambio radical en su comportamiento.

Dios, Padre Todopoderoso,
antes que nada te pido perdón,
si no he cumplido bien con la labor que me has asignado,
si no he tenido la autoridad ni el carácter
o no me he ganado la admiración y el respeto;
yo te pido que me ayudes con mi situación,
que mi hijo (nombrar persona)
cese su actitud de rebeldía
abre sus ojos y su corazón,
destapa sus oídos y calma su temperamento,
para que podamos entendernos;
no le he dado razones para rebelarse,
y si las hay quisiera saberlas
y con tu ayuda resolverlas
para que podamos ser una familia estable,
donde prevalezca el orden, la disciplina,
y sobre todo el mutuo amor y entendimiento.

Oración por los hijos con problemas

Bien sea porque quiso experimentar o por influencia de sus amigos o conocidos, algunos hijos se meten en verdaderos problemas; siendo uno de los más grave la adicción a las drogas. En algunas localidades de Latinoamérica los hijos se suman a bandas delictivas y tienen una vida muy corta. Realiza esta oración para que Dios saque a tu hijo de los submundos.

Mi Amado Dios, Nuestro Creador,
hoy, como siempre, inclino mi cabeza ante ti;
ante mi grave situación pido tu ayuda,
sabes los momentos que atraviesa mi familia,
porque mi hijo (nombrar persona)
se ha alejado de Tú camino,
y sigue los malos pasos,
poniendo en peligro la integridad de todos,
comprometiendo su salud y su futuro;
te pido Dios que perdones mis faltas como padre,
e intercedas con tu voluntad y autoridad,
para que mi hijo abra los ojos y su corazón,
detenga su camino y se devuelva,
y pueda ser digno de redención y salvación.

La sobreprotección y el abuso de autoridad son motivos para rebelarse y debemos tomar en cuenta nuestra forma de ejercer la paternidad antes de cuestionar la actitud de nuestros hijos. Sobre todo es importante colocarnos en nuestra posición de conciliador y averiguar el por qué de su actitud. Y sabiamente negociar con ellos. Sobre todo si son adolescentes.

Un miembro de la familia puede generar una familia disfuncional donde los roles están mezclados. Que un hijo no acepte su papel de hijo es un verdadero problema. Hoy día, la atomización de la familia y la pérdida de valores es un hecho y debe combatirse con mucha ayuda familiar, entendimiento y entrega y devoción a Nuestro Señor.

Ninguna relación familiar es perfecta, y es también natural que los hijos se rebelen, es señal de que buscan su independencia y de que tienen autonomía. Un hijo enteramente obediente puede ser símbolo de miedo a los padres y puede esconder odio y rencor.

Es el amor que tiene una madre para su hijo, lo que la impulsa a tener paciencia y la dedicación para regenerarlo. Cada buena madre es un ángel que Dios nos ha dado para traernos al mundo, alimentarnos y criarnos. Es el amor incondicional de los padres, y la bondad y sabiduría infinita de Dios los pilares para la salvación de todo hijo.

Evalúa este Artículo