Oración Para Difuntos En Su Primer Aniversario



Es normal que durante el aniversario de algún ser querido que haya fallecido, venga a tu memoria distintos recuerdos de las vivencias y experiencias que tuviste a su lado.



En este día especifico no hay palabras para expresar la mezcla de sentimientos y las frases para difuntos que quisieras expresar, se quedan cortas. Si  deseas honrar de alguna manera a tu ser querido, puedes inclinar tu rostro y hacer una oración en su nombre.

Oración para difuntos en su aniversario luctuoso

Oración para una persona fallecida
Cementerio de día

Sin importar si fue un amigo, un primo, una pareja o son tus padres los difuntos, puedes de igual manera elevar una oración al cielo para velar por el alma de tu ser querido.

Si no te sientes de ánimos para ir a misa, es entendible, puedes ir a tu casa y en la comodidad de tu habitación inclinar tu rostro y hacer  la siguiente oración luctuosa corta.

“Divino Señor Jesús,
vengo a ti, con tristeza en mi corazón,
dame fortaleza para poder soportar
la ausencia de mi ser querido.

De igual manera te pido por su alma
y porque esta pueda estar disfrutando
del descanso eterno, tal y como lo
dicen las santas escrituras.

Que sea tu presencia acompañándolo
y dándole la felicidad y el gozo que
no hay en esta tierra.

Dame fortaleza, querido Dios,
para seguir adelante.”

Amén

Oración para difuntos en su primer aniversario

Perder a un ser querido puede pasarle a cualquiera, a un amigo, a un hijo, a una madre, a un hermano, entre otras muchas personas, lo cierto es que una de las desdichas más grandes de esta vida, es la ausencia de esa persona que tanto queremos.

Desde el momento en el que ocurre la muerte, se pasa por un proceso en el que hay días buenos y malos, y en el caso del primer aniversario del difunto, suele ser un día muy difícil, puedes pedirle a Dios por el alma de la persona que ya no está, así como también pedirle fuerza para que puedas superar este día.

“Glorioso y Santo Padre,
vengo a tu presencia para darte gracias
porque me permitiste conocer a
(di el nombre del difunto) mientras estuvo en vida.

Te pido porque tengas cuidado de su alma,
y te doy gracias porque sé que esta en los cielos,
compartiendo contigo y adorándote.

Te pido me ayudes a andar por el camino del bien,
para que algún día podamos encontrarnos de nuevo,
allá arriba en el Reino de los Cielos,
y mientras tanto, dame fuerzas para
poder seguir luchando en la batalla de la vida.”

Amén.

En estos momentos, las palabras se quedan cortas, son pocas aquellas frases que son capaces de llenarnos de fortaleza, y aunque tengamos los ánimos por los suelos, debemos tratar de comprender que esa persona fallecida, ahora esta en un mejor lugar.

Y no es, ni será fácil vivir con la ausencia de una persona a la querías, pero aquí es donde debes refugiarte en el Señor, para que este te llene de fuerza y puedas seguir adelante.