Oración de La Mañana: Católica, Cristiana y Más

Muchas veces habrás escuchado aquella frase de “Dios ayuda a quien madruga” queriendo significar que aquella persona disciplinada y laboriosa tendrá la bendición de Dios en su día. Todos los días miles de personas, seguramente entre las cuales estás tú, salen con el alba, incluso antes, a hacer sus labores cotidianas como estudiar y trabajar.

Qué sería de nuestras mañana sin la fe. A quién nos encomendaríamos y a quién pediríamos sabiduría, fuerza y protección. Nos persignamos para salir con la convicción de que Jesús nos traerá de vuelta a nuestros hogares.

Ora siempre para tener un buen día, pues si has tenido un mal día pero has rezado quizás no habrás comprendido la razón, pero si tu día ha sido malo y no rezaste, entenderás por qué mal te ha ido. Practica cada mañana algunas de las oraciones que a continuación te dejamos.

Oración de la mañana al levantarse

Oración por la mañana
Amanecer en el campo

Al despertar nos disponemos a hacer nuestra más importante acción del día: Orar. Realiza esta oración al levantarte de la cama pues te dará fuerza y ánimos, la bendición y la protección de Dios, para iniciar el día.

Dios Padre Nuestro,
antes que todo te doy gracias por este nuevo día,
que me concedes con todo tu amor para que lo viva;
te pido, Dios Padre, que lleves a bien mi día,
que nada malo pueda pasarme,
y que regrese a casa mejor de cómo me he ido;
que aquello que me he propuesto
salga tal cual como me lo he planificado,
confío plenamente en tu voluntad,
y seguro estoy que me bendecirás este día,
que será de plena alegría y satisfacción.

Oración a Dios Padre de la mañana

Haz tu primera oración al levantarte; realiza esta oración para dar gracias a Dios porque gracias a ÉL estamos, respiramos y nos levantamos a hacer lo que nos corresponde día a día.

Padre Nuestro Celestial
aprovechando el silencio de este día que comienza,
acudió a ti para pedirte que me concedas,
un día que sea lleno de paz y armonía,
que sea productivo y traiga sabiduría y fuerza,
permíteme ver con tus ojos el mundo,
para apreciar la bondad que hay en él,
y yo ser parte de todo cuanto has creado;
abrazar este día porque es hermoso,
como cada día que me has regalado,
porque han sido días de alegrías y de aprendizajes,
e incluso el día más amargo yo lo valoro
porque ha sido tu voluntad y Tú me diste la fuerza,
para superar los días sombríos y tristes,
pero también me has recompensado con días maravillosos,
como espero que sea el día de hoy.

 

Oración católica de la mañana

Realiza esta oración a Jesús Nuestro Señor y a la Virgen María para que tengas un día lleno de bendiciones para ti y para los tuyos.

Jesucristo, mi Redentor,
al salir de mi casa,
dame tu bendición y tu fuerza,
enséñame a ser bueno y bienintencionado,
que no mermen mis ánimos
ni se desdibuje la sonrisa de mi rostro,
Virgen María,
con las luces del alba,
te pido que ilumines hoy mi vida,
y la vida de mis seres queridos
y nos otorgues tu santa protección,
para que así, todos al vernos y acercarse a nosotros,
sientan con convicción tu presencia;
revístannos de bondad, Madre, Hijo,
y hagan que este día yo los refleje.

Oración cristiana de la mañana

En esta oración cristiana damos gracias a Jesús por un nuevo día y le pedimos que transcurra de la manera tan maravillosa como ha empezado, que sea un día que rinda y que deje al final del día muchos frutos y conocimiento.

Amado Jesús,
gracias por brindarme un nuevo día,
hoy que me siento tan agradecido,
miro al mundo y mi alrededor maravillado,
de cuanto hoy por hacer y disfrutar,
miro el mundo con mis ojos llenos de amor,
de esperanza y de bondad,
porque hoy he despertado con gran ánimo,
lleno de paciencia y humildad,
haz que este día sea como promete,
y sea fructífero, beneficioso y de sabiduría,
para mí y para todos aquellos que me rodean.

Oración de la mañana camino con Jesús

Salimos a la calle y nos enfrentamos a tantos peligros. Inevitablemente nos exponemos y nos arriesgamos a cosas tanto malas como buenas. No solo nosotros sino nuestra familia. Por ello es bueno tener la seguridad que vamos de la mano con Jesús. Realiza esta oración para que esté contigo en el camino.

Jesús, Cristo Bendito,
quien obra con amor a los hombres,
que nos ha salvado del sufrimiento eterno,
y cuida hoy y siempre de cada uno de nosotros,
al salir de mi casa quiero que estés a mi lado,
caminando conmigo como siempre ha sido,
porque Tú eres mi guía y mi protección,
mi luz y mi pastor,
sin ti me perdería en el camino;
por favor vigila de igual manera por mis hijos,
por mis hermanos y por mis padres,
tómalos de la mano y llévalos con bien,
aunque alguno sea necio yo te lo pido,
que nunca los sueltes y ve con ellos en su camino.

Oración de la mañana al Espíritu Santo

El Espíritu Santo es aquella fuerza espiritual que se suma al Padre y al Hijo para conformar la Sagrada Trinidad. Realiza esta oración para acudir a su poder y así obtener su bendición en cada nuevo día.

Sagrado Espíritu Santo,
ante esta bella mañana que hoy inicia,
inspirado como estoy por la creación divina,
quiero pedirte humildemente tu bendición,
para que mi día sea soleado y no nublado,
que coseche felicidades y no amarguras;
hazme inmune a las murmuraciones malintencionadas
y a las lenguas que envidian y maldicen
y atrae a mí los pensamientos y corazones que bendicen,
el día de hoy por los días que están por venir.

Recuerda que si has tenido un día malo no culpes a Dios ni lo pagues con tu familia, compañeros o amigos. Es necesario aprender de las frustraciones y malos ratos pues nos fortalecen espiritualmente y nos elevan para ser mejores personas. Cuando la mañana ha sido mala, toma tu tiempo para orar y renovándote en la fe podrás continuar el día.

Dios quiere lo mejor para nosotros, siempre. Nos concede mañanas maravillosas y algunas mañanas duras porque así lo necesitamos y ÉL sabe mejor que nosotros qué es lo más nos conviene. Nosotros no podemos ver qué nos depara el camino, hay una gran niebla que no se disipa y no nos deja ver. Pero Dios sí sabe nuestro trayecto y como lo terminaremos.

Por ello confía en Dios y en su Hijo, Nuestro Señor Jesucristo. Disfruta de cada mañana, sea buena, mala o regular, porque la vida es una bendición.

 

Evalúa este Artículo