Oración A Santiago Apóstol : Novena y Casos Difíciles

Santiago fue uno de los doce discípulos que Dios escogió para acompañarlo mientras estuvo en esta tierra. Santiago, compartió con Jesús y pudo ser testigo de los milagros que hacía nuestro Señor, inclusive en muchas ocasiones, el apóstol comenzó a provocar el mismo, los milagros para la gloria de Dios.

Hoy en día, el apóstol Santiago es considerado el patrono de España, debido a todas las buenas acciones que hizo mientras estuvo en esta tierra.

Oración a Santiago apóstol patrono de España

Persona orando
Oración al patrono de España

La siguiente oración es para que Santiago, uno de los doce discípulos escogidos por Jesús, te ayude con alguna situación en la que necesites un milagro de sanación.

En las antiguas escrituras, narran que Santiago tuvo que ver con la sanación de la hija de Jairo, y es por eso que para los casos de enfermedad, puedes acudir por la intervención de este santo.

“Santo y divino Santiago,
que caminaste al lado de Jesús,
e hiciste milagros de sanación,
te pido hoy intervengas con tu gracia divina,
por la sanación (di el nombre de la persona enferma).

Al igual como se sanó la hija de Jairo por favor
haz en la vida de este enfermo el milagro de sanación,
llévate de su vida toda enfermedad que lo atormenta.

Santo patrono de España, trae sanidad y salud a la
vida de (repite el nombre de la persona enferma),
que sea tu gracia inundando nuestros corazones.”

Amén.

Oración a Santiago apóstol para casos difíciles

Siendo Santiago uno de los doce apóstoles, es una divinidad con gran autoridad espiritual, por lo cual si te encuentras ante una gran adversidad, no dudes en pedirle a este santo que te ayude a abrir caminos para salir de esta situación.

Esa es una poderosa oración, que debes realizar junto con la salida del sol, y es especial para ayudarte en esos casos difíciles, en los cuales ya perdiste la esperanza y no ves salida alguna.

“Querido discípulo de Jesús,
te pido a ti, divino Santiago que me
ayudes a salir de esta situación en la
que me encuentro.

Ayúdame con tu divino poder a
encontrar una salida a este problema.

En mis propias fuerzas he tratado, pero
todos mis caminos los veo cerrados.

Intercede por mi ante el Padre, para
que pueda yo salir de esta situación.

Intervén a mi favor con tu gracia divina,
intervén con tu santo amor,
intervén con tu gran misericordia
y ayúdame en mi situación.”

Amén.

Novena al Apóstol Santiago

Si eres devoto al apóstol Santiago y deseas demostrarle tu amor dedicándole una novena, aquí encontraras la oración completa para cada uno de los nueve días.

Esta novena la harás cada mañana al despertarte, para pedirle al apóstol Santiago que te llene de su bendiciones, que te proteja y te guíen por el camino correcto.

La siguiente oración es la que harás para iniciar cada día de tu novena.

“Gran y fiel seguidor de Jesús,
guíame en el camino del bien,
renueva mi fe y mi amor por Cristo.

Lléname de tu gracia y tu gloria,
e intercede por mi ante Dios,
para que en esta novena me
conceda las peticiones de mi corazón.”

Amén.

Primer día

Esta oración la realizaras el primer día, después de hacer tu oración inicial, y es para agradecer al santo Santiago y a Dios por las bendiciones que te otorgan en tu vida.

La oración la harás después de levantarte, junto con la salida del sol.

“Santo Santiago, en este glorioso día,
te doy gracias por las bendiciones
que me otorgas cada día.

Gracias por un día más de vida,
un día más en el que puedo
alabar las maravillas de Dios.

Ayúdame a ver las bendiciones
en los días de desgracia.

Gracias por las bendiciones que tengo
y por las que vendrán.”

Amén.

Segundo día

La segunda oración es para pedir al apóstol Santiago protección, para que a donde quieras que vayas, estés cubierto por la bendita sangre del Señor.

Esta oración a pesar de que es corta es tremendamente poderosa y después puedes estar seguro que aunque

andes en valle de sombra de muerte, el mal no te tocará.

“Querido Apóstol Santiago,
pido en este segundo día por tu protección,
para que sin importar donde yo esté,
tu santa gloria me cubra.

Que sea la sangre preciosa de Cristo
cuidando mis pasos.

Aleja a mis enemigos de mí,
y que todo plan que tengan
en mi contra, no prospere.

Cuida mi entrada y mi salida.”

Amén.

Tercer día

En este tercer día de oración lo vas a dedicar a pedirle al apóstol Santiago que te ayude a limpiar tu alma de todo pecado y de todo mal pensamiento.

En este día lo dedicarás a purificar tu alma y a pedirle al Espíritu Santo que entré en tu corazón y lo llene de amor y del gozo del Señor.

“Querido y Santo apóstol Santiago,
limpia mi corazón y mi alma.

Borra de mi todo lo que no es de
tu agrado, para que pueda ser yo
más parecido a la imagen de Cristo.

Santo Santiago, intercede por mí en
el cielo, para que venga el Espíritu Santo,
a morar en mi corazón y en mi vida.

Ayúdame a ser más puro de corazón
tal como tú fuiste.”

Amén.

Cuarto día

Esta oración es para que seas lleno del amor de Cristo y al igual que el apóstol Santiago, tengas las mismas ganas y amor por la obra del Señor.

Y si tu corazón es lleno del amor de Dios, te será mucho más fácil seguir sus mandamientos, porque quien ama hace cuánto puede para complacer a su ser amado.

“Divido y querido apóstol,
gracias por el amor que me
demuestras cada día.

Contagia mi corazón del amor
de Dios, para que todo lo malo
que hay en mí, sea echado fuera,
y en su lugar empiece a ver las
cosas con los ojos de Dios.

Para que solo tenga amor
para con mi prójimo y amor para
con la obra de Dios.”

Amén.

Quinto día

Esta oración es la del quinto día, en la que le pedirás al apóstol que renueve tus fuerzas y tu fe, para que no solo sigas realizando la obra de Dios, sino que también puedas hacer tus tareas del día a día con ánimo.

La misma biblia dice que Dios nos puede renovar las fuerzas como las del búfalo, que todos los que estén cansados, se acerquen a su presencia que él los hará descansar.

“Apóstol Santiago,
poderoso y bondadoso,
mira mi alma y mi cuerpo que hoy
se encuentran fatigados,
sé tú renovando mis fuerzas y llenando
mi cuerpo de energía y vigor.

No permitas que el cansancio y la fatiga
me desmotiven y me hagan querer desistir
en la carrera de la vida, al contrario,
lléname de gozo, fuerza y ánimo.”

Amén.

Sexto día

Esta oración del séptimo día es para pedirle al apóstol Santiago que cuide tu alma, y que aun cuando la vida abandone tu cuerpo, el santo apóstol tenga cuidado de ella.

Aunque te pueda resultar un poco intimidante realizar esta oración, debes tener en cuenta que lo mejor es asegurarte que tu alma este en buenas manos, antes de que sea demasiado tarde.

“Divino, santo y glorioso Santiago,
en este día te quiero encomendar
mi alma, para que tengas cuidado de
ella y no permitas que se pierda.

Cuando mi alma abandone mi cuerpo,
sé tú guiándola en el camino al cielo.

Divino apóstol, intercede por mí en
el cielo, para poder asegurarme un
puesto allá arriba contigo y con
el Dios eterno.”

Amén.

Séptimo día

La fe es una de las fuerzas más poderosas del universo, y sin ella nada de lo que pidamos se nos será dado. En ocasiones por diversas circunstancias, nuestra fe puede verse debilitada, dando paso a las dudas y a la incertidumbre.

En este séptimo día, le pedirás al apóstol Santiago que renueve tu fe y la haga como un grano de mostaza.

“Santo apóstol, que estuviste
al lado de Cristo y fuiste
testigo de todos sus milagros,
dame de esa fe que tú tienes,
para que sin importar las situaciones
por las que pase, mi fe no se vea debilitada,
sino que al contrario, crezca cada día más.

Apóstol Santiago, enséñame a ser
un hombre de fe, capaz de provocar
los milagros sobrenaturales en mi vida.”

Amén.

Octavo día

Hay una diferencia entre conversión y convicción, la conversión es cuando decides seguir a Cristo, y la convicción es cuando de verdad tu espíritu se transforma y Dios entra en tu corazón para hacerte una nueva criatura.

En este día, le pedirás al apóstol Santiago que te ayude a transformarte y llenarte de convicción de la obra del Señor.

“Apóstol Santiago, fiel seguidos de Dios,
hazme más como tú, para seguir tus pasos
y estar convencido de la obra del Señor.

Ayúdame a cambiar mi vida, y que
la gloria del Señor toque mi alma
y me haga una nueva criatura.

Que mi pasado quede atrás y solo
haya espacio para un futuro como nueva
criatura en Cristo Jesús.”

Amén.

Noveno día

Las tentaciones están por todos lados a los que vayamos, en donde menos lo pensamos, puede estar el diablo poniendo una trampa para que caigamos y pequemos.

Pídele en este último día al apóstol Santiago que aleje a todas las tentaciones de ti, y que si te llegas a enfrentar a una, puedas tener la fuerza necesaria para no caer en ella.

“Honrado y poderoso apóstol,
en este último día quiero darte gracias por
los milagros que harás en mí.

Así como también te quiero pedir
que alejes todas la tentaciones,
no permitas que mi pie tropiece
o que mi fe flaquee.

Lléname de la fuerza del Dios para
resistir las tentaciones que se me
puedan presentar en el camino,
te lo pido en tu santo nombre.”

Amén.

Esta novena es para que tu espíritu completo sea renovado y puedas ser mucho más parecido a la persona que Dios predestinó que seas.

Así que si vas a realizar esta novena, lo ideal es que lo hagas de todo corazón y con la convicción de que el apóstol Santiago te ayudará a cambiar para que puedas agradar más a Dios.

 

 

Evalúa este Artículo