San Judas Tadeo: Oraciones, Historia y Mucho Más

No son pocos los creyentes que depositan sus plegarias en San Judas Tadeo cuando tienen necesidad para causas imposibles, para un amor imposible, para el trabajo, la salud, o incluso, para agradecer el cumplimiento de algún favor pedido antes. Este santo de los milagros, muchas veces confundido con “El Traidor”, tiene más de una oración que podemos elevar en su nombre para que nos conceda nuestras peticiones.

Oracion a San Judas TadeoSan Judas Tadeo: Oraciones, Historia y Mucho Más 1

Es bueno que comencemos siempre con una oración cuando nos proponemos dedicar nuestras peticiones a un solo Santo, de forma que podamos establecer un pequeño diálogo con él antes de pedir cualquier intervención.

¡Oh Siempre Apóstol San Judas Tadeo! Fiel amigo y siervo del Hijo de Dios, cuyo nombre fue confundido con el de el traidor que entregó a Jesucristo a sus enemigos, celebro que seas ahora y para la eternidad honrado y reconocido como el Santo Patrono para las Causas Imposibles y Desesperadas.

Te ruego, siervo del Mesías, que me otorgues el privilegio de tu intervención ante el Señor, para que las preocupaciones dejen de alterarme y mi esperanza no se apague.

Aparece ante mí cuando más te necesito, y ayúdame en los momentos de mayor desesperación. Consuélame y socórreme desde el cielo contra todo sufrimiento, en especial los que me aquejan el día de hoy.

Intercede por mí, para que pueda celebrar a Dios a tu lado, y al del resto de Santos, ángeles y arcángeles por toda la eternidad.

Tu fiel servidor nunca olvidará tu buena voluntad, ni dejará de aclamar tu protección en la tierra como en el cielo. Más bien todo lo contrario: mi vida será dedicada a esparcir tus buenas acciones y dar fe de tu buena voluntad y del amor del Señor. Amén.

Otras oraciones y contenido relacionado con San Judas Tadeo:

Oracion a San Judas Tadeo para la Salud

Cuando te encuentres en una situación de mala salud y necesites solicitar la sanación de tus dolencias por medio de la intervención divina, San Judas Tadeo es un apóstol al que se suele recurrir, sobre todo para encontrar el alivio ante el dolor y concederte un milagro.

San Judas Tadeo, defensor de los desesperados, solicito hoy tu santa intervención, pues el mal ha llegado a mi cuerpo y solo tu protección puede sanarme. Permíteme, Oh Santo de los casos difíciles, mantenerme sano de cuerpo, mente y alma.

Que mi cuerpo no enferme, que mi alma no perezca, y que mi mente se encuentre clara en todo momento por tu fortaleza. Dame el privilegio de caminar, pensar solo lo mejor, y convertirme en un faro de luz entre tanta oscuridad. No dejes que el miedo me domine, sino que la esperanza se mantenga junto a mi corazón.

Elimina de mi vida la envidia, el mal de ojo y la brujería, causante de los peores males. Sáname desde lo más profundo, desde mi alma hasta cada centímetro de mi ser.

En esta oración se entrega tu vasallo, poniendo sus miedos y confianza en tus manos. Escucha mis plegarias, San Judas Tardeo, para que pueda seguir sirviendo a Dios por la eternidad. Amén.

Para el Amor Imposible

Un momento de la vida en que todos nos sentimos desesperanzados es frente un amor imposible. Quizás nuestro amante nos abandono, o las circunstancias nos impiden acercarnos a nuestro ser amado. En cualquier caso, San Judas Tadeo está allí para escuchar tu ruego y mediar por tu causa.

Oh, Devoto San Judas Tadeo, avasallado por bendiciones expandió las verdades de cristo en obra y verbo. Siempre Santo frente a Dios y a los hombres, intercede por mi causa.

Tú, quien convirtió a tantas almas incluso ante el yugo del cruel enemigo, hazme merecedor del lazo más puro de todos. Une mi alma a la de otro ser de la mejor manera que exista para celebrar al Señor. Solo intervén si ese es el destino que Dios decidió para mí.

Auxíliame en esta situación, y hazme digno del consuelo y la mirada bondadosa de Dios ante el dolor y sufrimiento. Que mi amor no se vea despreciado más nunca, y que mi sacrificio los agrade al Señor y a ti. Amén.

Oracion a San Judas Tadeo para el amor

Para Casos Difíciles y Desesperados

Al entrar en la desesperanza, creemos que no hay nada que hacer en muchas situaciones, o que estas no tienen solución. Muchas de ellas, sin embargo, las podemos dejar en manos de Dios, a través de las peticiones que hacemos a los Santos designados para mediar por nosotros en las alturas, como lo es San Judas Tadeo.

San Judas Tadeo, amigo del Señor, y por tanto, amigo nuestro. Somos muchos quienes te aclamamos y te invocamos en todo el mundo para causas imposibles y desesperadas, en la impotencia, la soledad y el temor.

En mis circunstancias, cuando el dolor se vuelva insoportable, bríndame tu ayuda pronta y clara. Auxíliame, entrégame tu consuelo, pues mi alma se encuentra herida y necesito ayuda para superar las terribles pruebas de la vida. Todo con el propósito de continuar con una existencia que agrade a Dios.

Prometo en este día, Oh San Judas Tadeo, que al cumplir mi petición, mi aclamación a tu nombre será eterna, junto a la de Dios Todopoderoso y su Hijo Único Jesucristo. Me volveré devoto de tu causa y me encargaré de que el mundo celebre conmigo tus virtudes.

Tú, cuyo nombre manchó el traidor, pide unto a mi el socorro de Dios, incluso cuando me siento más débil y la esperanza parece perdida. Ruega por mí y por todos los que sufren como yo.

Ruego en esta oración por los hombres y mujeres que son atacados por males peores y más dolorosos que los que a mí me causan tanta preocupación. Protégenos a todos del mal. Amén.

Oración de San Judas Tadeo de Agradecimiento

Es muy importante que demostremos nuestro agradecimiento ante las bendiciones que se nos conceden gracias a San Judas Tadeo. No son pocos los milagros que obtenemos gracias a este Santo Apóstol, y agradecer siempre es un gesto que alegra al Señor, y le hace ver que sabemos lo afortunados que somos por tener sus dones.

No debemos olvidar quien intercede por nosotros en el cielo para cumplir nuestros favores en la tierra.

Santo Patrono de las Causas Imposibles, gracias por concederme tu favor. Por devolverme la fe y lo que había perdido. Me declaro testigo indiscutible de tus bondades, y acepto esta nueva oportunidad que obtuve por tu mediación.

San Judas Tadeo, me siento feliz con la paz que has devuelto a mi vida, y me encomiendo cada mañana a tu protección. Pues alejaste de mí las malas intenciones y maleficios, y has dejado solo el camino para la sanación y la esperanza.

Soy testigo de tu gran poder, y me comprometo a servir como tú lo hiciste. Llevaré las buenas nuevas a mis hermanos. Los protegeré de todo mal que intente apagar su luz. Ayudaré al más necesitado. Y por sobre todo, no actuaré guiado por el rencor o la ira.

Una vez más, gracias, por los favores recibidos, y por mi renacimiento en tus manos y en la fe del Señor, San Judas Tadeo. Amén.

Oracion a San Judas Tadeo para agradecer

Historia de San Judas Tadeo

San Judas Tadeo fue uno de los doce apóstoles que acompañaron a Jesús en vida. Judas es llamado en más de una ocasión “Judas de Santiago”, y las escrituras lo mencionan muchas veces como el “hermano” de Jesucristo.

Esto puede estar relacionado al hecho de que a San Judas Tadeo se le atribuye como descendencia de la estirpe de David, al igual que a Jesús. Su padre fue hermano se San José incluso, especulan algunos, y su madre fue prima de la Virgen María, lo que causa una clara relación entre el apóstol y el Hijo de Dios hecho hombre.

Oraciones a San Judas Tadeo

Frecuentemente confundido con Judas Iscariote, el Traidor, fue uno de los hombres que acompañó a Cristo durante sus tres años de vida Santa. Por dicha confusión, es algo difícil llevar una biografía de San Judas Tadeo que corresponda con quien fue realmente.

Se le representa con una llama de fuego en la frente o sobre la cabeza, implicando su participación en Pentecostés, y un rollo de papel o pergamino, que se paralela a la “epístola de Judas”, un libro de la Biblia del cual se le atribuye su autoría.

Esta carta expresa la labor que debe tener el cristiano de alejarse de los falsos maestros y mantener la fe intacta frente a las tentaciones de dioses paganos. De esta manera, el alma se conserva libre de pecado y se puede recibir a Dios con paz y alegría.

Los historiadores y religiosos afirman que fue testigo y partícipe activo en la Última Cena junto a la mayoría de los otros apóstoles (exceptuando probablemente a Marcos, quien se dice no convivió con Cristo). Sin embargo, es poco lo que se conoce sobre quien fue San Judas Tadeo más allá de menciones en relatos bíblicos.

Su nombre, de origen hebreo, significa “alabanzas elevadas a Dios”, es adecuado para un hombre que sirvió junto al Hijo de Dios, y que continuó con su labor de predicador después de la muerte y resurrección de Jesucristo.

¿Por Qué Rezar a San Judas Tadeo?

San Judas Tadeo es un mediador que nos ayuda a mantenernos fuertes en los momentos más difíciles. Por ello, es claro que en nuestras peores circunstancias busquemos de acercarnos a Dios por medio de los que mejor nos entienden.

Este Santo es ideal para elevar nuestras plegarias al Señor, ya que son sus más cercanos los que pueden hablar con Él con más fuerza, y quienes vivieron junto a Jesucristo son sus más queridos amigos.

Su infinita bondad y misericordia, además de su corazón valiente y entregado a las enseñanzas de las escrituras, son las cualidades que hacen de San Judas Tadeo el mejor intercesor para las causas imposibles.

San Judas Tadeo: Oraciones, Historia y Mucho Más 2

En cualquier momento del día, siempre que la necesidad de hablar con Dios nazca en ti, puedes comunicarle tus preocupaciones a través de San Judas Tadeo. Ya sea para un amor imposible o para agradecer la fuerza que nos brindó en una situación difícil, puedes estar seguro que tu plegaria será escuchada por San Judas Tadeo y este la llevará satisfecho a Dios Todopoderoso.

San Judas Tadeo: Oraciones, Historia y Mucho Más
5 (100%) 1 voto[s]