Novena a San Cipriano: Nueve Días de Oración para el Santo

Ya sea en el amor, para el dinero, o situaciones límites, nos acerca a Dios el encontrarnos con Él mediante sus siervos más cercanos. Para conseguir dicho acercamiento, es importante que, en muchos casos, mantengamos cadenas de oración que permitan lanzar con fuerza nuestras intenciones al Señor. Por ello hoy te mostramos rezos que debes hacer en nueve días de oración a San Cipriano.

Novena a San Cipriano

Novena a San Cipriano: Nueve Días de Oración

Las novenas son cadenas de oración de nueve días en las que comunicamos nuestras plegarias a Dios de manera continua. La mayoría de las que se elevan por San Cipriano sirven para mantener alejadas a quienes tengan sentimientos negativos en nuestra contra, aunque se incluye casi cualquier otro aspecto de la vida.

Primer Día

Bendito San Cipriano, intercede por mí ante Dios nuestro señor, para que me acompañe en el calvario que camino. Tú, Oh San Cipriano, que sufriste la injusticia de este mundo, que enfrentaste la avaricia, las burlas, la soberbia, el odio, y que aún así respondiste con perdón y amor, pon sobre mí tu mano, ayuda a este humilde hijo de Dios.

No me dejes caer, levanta mis preocupaciones al cielo, para que Dios la reciba como contigo lo hizo, Amén.

Segundo Día

San Cipriano, protégeme de todo maleficio que mis enemigos me impongan, aleja de mi las tentaciones, confunde y aleja a quienes quieran lastimarme, permíteme estar seguro bajo el manto divino del Señor gracias a tu intervención. Amén.

oracion-a-san-cipriano

Tercer Día

En el nombre de Dios, hago muestra de mi devoción, San Cipriano. Líbrame de todo peligro y daño que el mundo quiera poner sobre mí, del mal, del veneno, de los maleficios, y de los hechizos.

Que la paz inunde mi camino, yque la luz del Señor me envuelva por tu gloriosa intersección. Amén.

Cuarto Día

Señor de la creación, que acompañado de los arcángeles, los ángeles y los santos causas amor y admiración en tu perfección, en tu bondad, y en tu santidad, doy gracias en este día por la fuerza de tu protección. Bendice a aquellos que siguen tu camino, de la forma en que tu siervo San Cipriano nos enseñó.

Agradezco, desde la honra a tu santidad, la belleza de tu creación, y rezo para que tu amorosa mano convenga a mi alma, para poder gozar de tu gloriosa compañía junto a los que te veneran. Amén.

Quinto Día

Por la intervención de San Cipriano, qtodos los hechizos, brujería y maleficios que se desaten en mi contra y en contra de mis hermanos, no dominen nuestras acciones, y sean reemplazadas por los dones divinos.

Cuida mi decir, pensar y actuar, para que siempre quede satisfecho mi Dios, y su triunfo conquiste a mis enemigos. Amén.

Sexto Día

En el nombre de Dios, y con la influencia de San Cipriano a su lado, bríndame el éxito por sobre las dificultades que en mi vida se presenten. Te entrego mis carencias, para que protejas a tu siervo de todo mal, pues en tu compañía está mi fuerza, con esa fuerza me protegeré, y la mala energía a mi alrededor palidecerá ante su poder. Amén.

nueve-dias-de-oracion-a-san-cipriano

Séptimo Día

Borra de la existencia, mi Dios, todo maleficio puesto sobre mí por hombres y mujeres infames. Que cualquier hechizo infernal sea desecho, no importa si está tallado en oro, plata cobre o cualquier piedra, si lo envía el hombre o el muerto, ni si se ha hecho con los materiales de tu creación.

Que se anule cualquier contrato hecho con un libro o un pergamino, en una montaña o valle, o en el castillo de tu rival, o en la pared de una iglesia. Que se consuma en fuego cualquier maldición, Oh Dios Todopoderoso. Que queden obsoletas las malas intenciones, cuídame del peligro de la oscuridad, de la traición o la emboscada, o de la daga o la cuchilla.

Ayúdame, San Cipriano, a llegar a Dios, a ser libre del maleficio, y a derrotar al poder maligno por tu inmensa intervención. Amén.

Octavo Día

Dios mío, piadoso y comprensivo, permíteme desatarme de la culpa, absuelve mis pecados, cuida a tu hijo de toda maldición que atente contra el plan que Tú has establecido, por medio de la intersección de San Cipriano, quien nos demuestra como seguir a Cristo Jesús. Amén.

Noveno Día

Oh San Cipriano, óyeme con tu corazón, que me da fuerza, unde en la confusión a quienes atentan contra mí, corta nuestros lazos, que entorpecen mi camino al Señor.

Acompáñame en la vigilia en que invoco el poder divino, y defiéndeme del enemigo que traiga tempestades, de sus males y hechizos. Óyeme tú, siervo de Dios, y eleva mi súplica. Que el grito de mi corazón llegue hasta nuestro Señor. Amén.

novena-a-san-cipriano

La devoción de San Cipriano a Dios y su largo camino enseñando el cristianismo a los hombres le han labrado las suficientes razones para ser un Santo al que los creyentes rezan plegarias de todo tipo. Muchos problemas, que no sabemos o no podemos solucionar con nuestras manos mortales, son elevados por Santos como este para que Dios nos ilumine.

Si quieres otras oraciones a San Cipriano, te recomiendo leer a continuación las siguientes: