Oración A Jesús Sacramentado Para: Niños, Familias y Más



Cada acto cristiano es único e irrepetible. En algunos encontraremos más regocijo y dicha que en otros porque hay días en que necesitamos más de la palabra de Dios. Así ocurre con la eucaristía donde vamos a la Iglesia para recibir a Cristo en nuestro corazón.



La eucaristía tiene una bella particularidad y es que ella está Jesús Sacramentado. Se dice por tanto que cuando acudimos vamos en condición de amistad para visitar a un gran amigo, a Jesús, que es el mejor que podamos tener, el gran Reconciliador, al eterna y buena compañía; el mejor ejemplo de lealtad que podamos conseguir.

Hoy queremos ofrecerte oraciones para Nuestro Señor Jesús quien acude a nuestro encuentro de amistad y amor fraterno en el santísimo sacramento. Encuentra aquí una oración milagrosa con la cual puedas contactar con Jesús sacramentado en oración, oraciones para tu familia y para antes de dormir.

Oración a Jesús Sacramentado

Oración para Jesús Sacramentado
Estatua de Cristo

Hay oraciones especiales para Jesús Sacramentado. Algunas suelen ser particularmente largas. Con esta corta oración queremos hacer énfasis en lo ya dicho: Jesús es nuestro amigo y perdona nuestras ofensas y nos cuida de todo mal. Agradece a Jesús con estas palabras.

Jesús de mi alma y de mi corazón,
cuando me decepciono y canso de todo y de todos,
sé que puedo buscarte y confiar en ti,
porque Tú no me arrojarás de tu presencie,
sino que harás todo lo posible para que no me vaya,
cuando estoy triste, perturbado y lleno de temores,
sé que puedo buscarte tu dulce amistad;
gracias por estar siempre a mi lado cuando lo necesito,
incluso cuando no quería acercarme y más bien huir de ti,
qué otro amigo podría ser tan paciente y amarme tanto,
con mi corazón ha estado lleno de ira y obnubilado,
Tú has encontrado en mí las fuerzas para luchar y vencer.
Tú has llorado conmigo las tristeza y reído en mis alegrías,
me ofreces tu amistad y amor en esta tierra y en el cielo,
por ello valoro tu amistad y amor infinitos
que es tan tierno como el amor paterno.

Oración a Jesús sacramentado antes de dormir

Todos queremos acostarnos con la conciencia limpia y esperanzados en que mañana será otro magnífico día o al menos un mejor día. Esta es la oración que debes practicar antes de dormir para que Jesús te bendiga con un mejor mañana.

Bien Amado Jesús Sacramentado,
esta noche acudo a Ti,
porque Tú eres mi guía y mi gran consuelo,
quien se acuesta confiando en Ti,
amanece con la bendición de un nuevo día,
porque aquel que se cae contigo puede levantarse,
una y mil veces sin casarse;
te doy gracias por el día de hoy,
que aunque sea duro es parte de mi enseñanza,
y guíame por la prosperidad y buen camino,
en el día de mañana y los días por venir;
porque tuya es la gloria.

Oración a Jesús sacramentado para niños

Si tienes un niño y ha mostrado interés por conocer o saber más de Jesús puedes enseñarle esta sencilla oración que lo ayudará a familiarizarse con las ideas de Cristo.

Querido Dios Sacramentado,
amigo del pobre, del débil y del desprotegido,
con humildad y de corazón acudo a Ti,
para agradecerte tu compañía y protección,
para mí y para mi familia,
Tú que escuchas mis oraciones,
quiero pedirte en el día de hoy,
que jamás nos desampares
ni pase un solo día sin que recibamos tu bendición,
gracias por tu amor infinito y eterno,
tuya es la gloria por hoy y por siempre.

Oración a Jesús sacramentado por las familias

La familia son nuestro motor y nuestra gran alegría. Un día malo es menos pesado cuando estamos en la compañía de Jesús y nuestros seres más queridos. Ora con estas palabras para que Jesús sacramentado proteja y bendiga la familia que te ha dado.

Amado Jesús Sacramentado,
Tú que has conocido y experimentado
el amor y dolor de una madre,
y has honrado a tu Padre,
cumpliendo lo que ÉL te ha encomendado,
en nombre de ese amor infinito,
bendice y protege a mi familia,
que hoy hemos venido a ti para adorarte,
guárdalos en tus corazón y cobíjalos en tus brazos,
porque si contigo están ya nada pueden temer.

Al Hijo de Dios sacramentado, podemos decirle con alabanzas todo lo que hay en nuestro corazón, lo que nos perturba o preocupa y los que nos llena de dicha y emoción. La eucaristía es un momento de amistad porque intimamos y confiamos en Cristo.

Su presencia en la eucaristía no es más que otra muestra de ese amor que siente por cada uno de nosotros. Ante Jesús Sacramentado es la oportunidad para renovar nuestro firme propósito de seguir su camino y aspirar a ser santos y ganarnos la gracia divina. Es un tiempo perfecto para con humildad pedir perdón por nuestros pecados y nuestras faltas.