Oración a Jesús Crucificado Para: Llagas y Niños



Cuando Jesús, el hijo de Dios vino a esta tierra hecho hombre, fue torturado y crucificado, como una oveja mansa que es llevada a su matadero.



Y fue gracias a este mismo sacrificio por lo que se nos dio la autoridad de expulsar toda enfermedad de nuestros cuerpos, así como al morir Jesús pago el precio de nuestras vidas a Satanás, haciéndonos merecedores de su presencia y de poder ir al reino de los cielos.

Oración a las llagas de Jesús crucificado

Oración a Jesús Crucificado Para: Llagas y Niños 1

 

La enfermedad es un mal que siempre atacará al ser humano mientras este en esta tierra, en ocasiones el espíritu de enfermedad se puede aferrar tanto a nuestro cuerpo que llega a eliminar todo rastro de sanidad del cuerpo.

La siguiente oración es para que le pidas a Jesús que traiga la sanidad a tu vida, por las mismas llagas que tuvo al ser sacrificado.

“Glorioso Señor Jesús,
te pido que quites de mi todo espíritu de enfermedad,
que sean las llagas que tuviste, curándome de todo mal,
y haciendo una persona sana y fuerte.

Que sean tus llagas curándome y llevándose
la enfermedad de mi vida, no permitas que esto me mate,
sino que hazme más fuerte.

No me dejes caer mi Dios, sáname y cuida de mi,
que sea tu gloria cubriéndome.”

Amén.

 

Oración a Jesús Crucificado mírame

Jesús hizo la prueba más grande de amor que se puede hacer por el ser humano, siendo crucificado por amor a las personas de esta tierra, y por su gloria divina resucitó al tercer día, venciendo a la misma muerte.

Esta oración a Jesús crucificado mírame es una muy antigua y eficaz a la hora de resolver un problema.

“Querido Jesús, divino cordero
que fuiste crucificado por nuestros pecados,
te doy gracias por todas tus bendiciones,
y te pido que por esa misma cruz me ayudes a
salir de la situación en la que me encuentro,
sé tu mis ojos y guía mis pasos por los mejores
caminos para que no vuelva a tropezar.

Sé tu mi socorro ante este momento de tribulación,
hazme fuerte y sano, para poder vencer en todas mis
batallas, esto lo pido por la santa cruz.”

Amén.

 

Oración a Jesús Crucificado para niños

Nunca está de más enseñar a los niños los caminos del Señor, y esto implica enseñarlos a orar, siendo el corazón de los niños los más puros e inocentes, al orar a Jesús, este recibe sus plegarías como olor grato.

Por las noches puedes arrodillarte junto a tu hijo y enseñarle esta sencilla oración a Jesús crucificado para antes de dormir.

“Santo Jesús crucificado,
gracias por un día más de vida,
gracias por mis padres y por toda mi familia.

Te pido perdón por todos mis pecados y
te pido que me enseñes a andar por el camino
del bien y a actuar por buena voluntad.

Ahora que voy a dormir, cuida mis sueños y no
dejes que nada malo me pase en la noche,
permite que mañana sea un buen día, y que
el sol brille en mi vida, en tu santo nombre.”

Amén.

 

Estas son una sencillas oraciones que puedes hacer a Jesús crucificado, para que te ayude en tu vida, porque él nunca te desamparará y ni un solo cabello cae de tu cabeza sin que Él lo sepa, así que cuando te sientas que estas en angustia, puedes acudir a Jesús.

En caso de que quieres una respuesta urgente o sientas que tu problema es muy grande, puedes hacer la oración conocida como los 33 pasos de Cristo crucificado, en este tipo de oración, le dedicas 33 días de plegarias al Señor, aunque recuerda que si pides con fe, por más corta que sea tu oración, cuando pidas al Señor, Él oirá y concederá las peticiones de tu corazón.