Oración Poderosa para Pedir un Milagro a Dios



Con frecuencia escuchamos hablar de milagros de manera muy descuidada, pero la realidad es que un milagro es un favor hecho por Dios en una situación límite en que todos los pronósticos eran negativos o todo parecía imposible de que pasara, y solo en ese momento por la intervención divina se soluciona la dificultad. He ahí el verdadero milagro.



Para los hombres hay imposibles, pero para Dios nada es imposible, por eso ante situaciones límites que escapan de las manos de los hombres nuestra única salida es un milagro divino.

Oración a Dios padre para pedir un milagro

Pedir milagro a Dios
Cielo iluminado

El tipo de milagro depende de la dificultad así hay milagros de amor, de salud, de salvación, o de vida. Para que ocurra el favor es necesario conocer como pedirle, ya que si necesitamos y queremos un verdadero milagro hemos de pedir con la máxima humildad y con la más infinita fe en el poder de Dios.

Esta primera oración a Dios es para hacerla ante un problema son solución, y en la que pedimos con la seguridad de que seremos escuchados y que el milagro sucederá al pedirlo.

“Señor nuestro, padre bueno y bondadoso:
te suplico, que traigas un milagro a mi vida.
En este  este día, traigo mi petición ante tu presencia:
(petición) con la certeza de que Tú la harás posible.

Ahora siento tu Presencia
Te doy gracias por tu amor infinito.
Regalas de tu fuente universal y materializas en mí vida
ahora, tengo tranquilidad, ya que se que tu me darás
mi prosperidad y ahora está asegurada.

Como tu hija(o) sé que eres un Padre amoroso que
escucha mis ruegos, pongo mis sueños
y mis anhelos en tus manos poderosas.
Sé que mi petición ha llegado a ti mi Dios.

Siento que el milagro se hará bajo tu voluntad.
Y sé que el milagro ya lo hiciste.
Te doy gracias porque eres mi Padre Bueno”

Amén.

Oración a nuestro Jesús para conseguir un milagro

Ante un momento de angustia y desesperación deseamos que el Todopoderoso obre y me conceda ese milagro que se necesita.

En esta oración le debemos decir a Dios como es el problema que nos atormenta, porque no se puede solucionar con nuestra mano y que milagro que se requiere para su solución.

“¡Dios Padre Todopoderoso!
Hoy me arrodillo ante ti
Ya que he sido débil y he permitido
que el mal se pose sobre mi
No he podido impedir que me aseche.

Y ahora cargo con este problema que parece
no tener solución: (decir problema y que se pide)
Padre tal vez no soy digno
de recibir un milagro de  tus manos.

Pero sé que me miras con ojos piadosos
Y te apiadarás de mí, porque soy tu humilde hijo
Te lo ruego de corazón Señor
Tú que eres el único capaz de ayudarme
Concédeme este milagro por favor,
estaré agradecido por siempre”

Amén.

Para tener un milagro urgente

Si estás en momentos difíciles en donde se necesita la intervención divina de manera urgente te recomendamos la siguiente oración.

En ella nos presentamos a Dios con humildad e invocando el divino nombre de Jesús pedimos aquello que nos urge afirmando que Dios en su poder podrá obrar en donde le hombre no puede.

“Señor Dios Omnipotente y Eterno,
me presento aquí delante de tu presencia,
no en mi propio nombre porque se que me ves
a través de los ojos de tu Hijo Jesucristo.

Y es en su nombre que me presento ante ti para pedirte
que me hagas el milagro de (decir lo que se urge)
pues ya no se que más hacer ya he hecho toda
la parte que me corresponde, aquella que es posible.

Ahora te dejo la parte imposible a ti porque eres el único
que puede hacerla, yo creo Mi Dios amado que para ti
no existen cosas imposible y por eso me encomiendo a ti,
creyendo con todas mis fuerzas que estás atento
a esta plegaria que hoy te hago y que tendré respuesta.

Por eso te pido que pongas paz en
mi corazón para poder esperar sin que me ataquen
las dudas, porque sabes que soy humano y estoy
sujeto a flaquear, por eso te pido que me ayudes a
no dejar de confiar en ti, en el nombre de Jesucristo”

Amén.

Para obtener un milagro en corto tiempo

En tiempo que se necesita ayuda del Señor, se debe orar de forma sincera y dejando todo en manos de EL. Con la siguiente oracion podrás obtener ese favor divino, para eso debes explicar la situación y decir el tiempo que llevas padeciendo la carga, para que Dios pueda salvarte.

“Padre querido ya amado
Estoy viviendo una difícil situación desde
(decir el tiempo que lleva el problema)
He sufrido con esto, he intentado aceptarlo
Pero es difícil saber que ya no estaré con mi familia
y que ahora soy una carga para ellos.

Todo esto me hace querer pedirte:
(Explicar el problema)
Se que siempre estarás a mi lado y sabes lo que sufro
Por eso hoy acudo a ti.

Me inclino ante ti para rogarte por este milagro
Quizás no seré digno pero te pido de todo corazón
Por favor Señor sálvame de esto”

Amén.

Para un milagro imposible

Si algo caracteriza los milagros es que surgen donde todo creían que era imposible. Por eso cada milagro es una muestra de poder de Dios y también de su amor a nosotros.

Esta ultima oración esta dedicada en esos casos imposibles, en donde se necesita un milagro de vida, como cuando se sufre una enfermedad incurable o hay peligro de vida. Hazla con fe y con la seguridad de que Dios te hará la gracia.

“Padre, hoy vengo  con mucha fe, se que solo tu eres
capaz de hacer aquello que se cree imposible.
Quiero caminar bajo tu fe y no solo con mi vista.
Padre celestial te pido en el sagrado nombre de Jesús
que hagas este milagro para mi vida.

Yo sé que eres Dios de lo imposible
y tengo fe ciega en tus promesas.
Gracias por escucharme a mi y a mi oración
tu conoces cada una de mis necesidades.

En este momento difícil te pido en el sagrado
nombre de Jesús que me concedas este un milagro,
de acuerdo a tu Divina Providencia,
que obres más allá del entendimiento,
deseo que tu mano esté sobre mi vida y ver sana
cada área de mi cuerpo y mi ser, en nombre de Jesús”

Amén.

 

Los que esperan y necesitan un milagro verdadero confían su problema y su vida a la voluntad de Dios, ya que saben que solo el puede dar solución a una caso imposible. La única forma de pedirle a Dios ese inmenso favor es orando a corazón descubierto.

Si pasas por un momento difícil y quieres un milagro has de pedirlo con humildad, con la certeza de que Dios puede hacerlo y sobre todo sincerando tu problema. Si el milagro es la última salida hay que dejarse con total devoción en las manos del Creador.