Oración para Pedir Ayuda a Dios en Momentos Difíciles

La ayuda siempre es bien recibida, pero es más aliviadora en los momentos de verdadera dificultad, en esos casos donde sentimos que no hay salida, que estamos perdidos y que solo un milagro nos salva, es en ese punto donde la intervención divina se hace más necesaria.

Dios ayuda a sus hijos de diversas formas, porque sus caminos son misteriosos. Para encontrar su ayuda en la crisis debemos estar en comunicación directa con el por medio de la oración.

Oración para pedir a Dios en momentos difíciles

Ayuda en tiempos de crisis
Hombre desesperado

Las peticiones a Dios en momentos de dificultad pueden originarse por problemas de pareja, alguna urgencia, enfermedad, una mala situación económicas o atribulaciones en el trabajo.

Si estas pasando por alguna de estos momentos difíciles, ora de la siguiente manera para que de forma humilde y confiada dejemos todo en la mano poderosa de Dios y así librarnos de dudas, temores, y preocupaciones que amargan tu vida.

“Dejo todo a tu voluntad Señor:
Aquello que me abruma y aquello que me abate
aquello que me angustia y aquello que me aflige,
Y la preocupación del futuro.
En tus manos dejo mi espíritu.

Dejo todo a tu voluntad Señor:
Aquella pesada carga que arrastro hasta hoy,
Aquello que lamento, aquello que espero,
Y el porqué de mi destino.
En tus manos dejo mi espíritu.

Dejo todo a tu voluntad Señor:
La alegría, la tristeza, la pobreza o la riqueza,
Y todo aquello que hasta ahora me llenaba de temor.
En tus manos dejo mi espíritu.

Dejo todo a tu voluntad Señor:
La muerte o la vida, la salud o la enfermedad,
el comienzo o el fin, el todo y la nada.
Porque todo está si estás conmigo.
Aunque estoy sufriendo, sigo confiando en ti”

Amén.

 

Oración en ocasiones duras y triste

Ante momentos duros de esos que llenan de angustia el corazón y de dudas las cabeza, lo mejor es aferrarse a Dios para que nos de la fuerza para salir adelante y la bendición de lograr solventar el problema que nos atribula.

“Señor que me diste las ganas de vivir y seguir.
Cuando nada me sale bien
y yo me pregunto “¿Para que sigo viviendo?”
me dirijo a ti mi Dios, mi señor y mi padre,
para orar y hablar contigo y pedirte tu ayuda.

Señor que me diste las ganas de vivir y seguir,
tu me amas y quieres lo mejor para mi vida,
no me dejes caer ¡Levántame Señor!.
Dios, sé mi fuerza y bastión,
Infúndeme esperanza y valor Señor,
Para salir adelante cada día.

Eres mi Padre que nunca me abandona
Y se que vendrán días mejores.
Contigo, seguiré el camino que tu has dispuesto.
Dios en ti confió, en ti me refugio, en ti vivo”

Amén.

 

Oración cristiana en situaciones complicadas

La siguiente oracion cristiana esta orientada a tiempos de crisis, en especial si son momentos difíciles de salud. Aquí pedimos al Espíritu Santo su ayuda para superar la dificultad y que sea restaurada la salud y la vida que ha estado en peligro en el último tiempo.

“Espíritu Santo, Espíritu de Amor, veme en este
momento difícil en que me encuentro
ve mi vida y ten piedad de mí.
Confío en Ti, ya que sé que eres
Dios bondadoso lleno amor y misericordia.

Acudo a ti Dios, porque para ti no hay imposibles
No hay nada que no logre tu misericordia infinita, acepto tus
misteriosos caminos, porque tu poder es infinito.
Acepto tu voluntad y designios con la misma fortaleza con
que Jesús aceptó su cruz y su martirio.

Con humildad te ruego, te pido, la gracia para librarme
de este momento difícil, de esta adversidad,
que lejos de alejarme de Ti,
me haga experimentar con mayor fuerza e ímpetu
la fuerza de tu amor que salva el cuerpo y el alma.
Que siempre se pobre conforme tu voluntad”

Amén.

 

¿Cómo orar a Dios?

En tiempos difíciles y desesperados al orar a Dios debemos tener presente que buscamos su sabiduría para solucionar problemas, su ayuda para vencer, la misericordia para ser perdonados, la fuerza para salir a flote en la adversidad, y sobre todo su amor para sentirnos protegidos.

Si bien hay muchas plegarias y salmos para estos duros momentos, te dejamos esta hermosa oracion “Huellas en la Arena” en la que nos invita a reflexionar y entender que Dios siempre está y estará con nosotros.

“Un día tuve un sueño: caminaba por la playa
con Dios, las huellas en la arena representaban
mi recorrido en la vida: huellas de los pasos del Dios y de mi.

Al avanzar en el camino notaba que,
a veces, solo había un par de huellas en la arena,
eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida,
cuando estaba más lleno angustia, miedo, dolor…

Así que increpé a Dios:
“Dios, tú me dijiste que siempre estarías a mi lado,
pero en las crisis solo había un par de huellas
¿Por qué me estaba solo en los peores momentos?”

Y Dios me dijo:
“Hijo mío, así lo dije y así será, siempre estaré contigo
, porque te amo y nunca te he dejado solo.
¿Piensas que te he abandonado?
Cuando viste solo un par de huellas en la arena, es porque
en los días difíciles, yo te llevaba en mis brazos”

Amén.

En cada momento de dificultad no importa si parece no tener salida debemos tener presente que Dios siempre está con nosotros, y que orando además de solicitar su ayuda estamos afirmando que no estamos solos y que aun si caemos El estará ahí para levantarnos.

Evalúa este Artículo