Oración a Dios Padre Todopoderoso

Las madres y padres del mundo hacen todo lo humanamente posible para cuidar de sus hijos para que no les falte ni les pase nada. Asimismo, Dios como nuestro Padre desea que nuestra vida sea lo más placentera y satisfactoria posible, somos nosotros los que por errores nos desviamos del camino pudiendo caer en pecado o en peligro debido a nuestra acciones.

Las oraciones a Dios son la forma en que debemos hablar con el, no solo para hacer peticiones sino también para darle gracias por toda la creación y las bendiciones recibidas, a continuación les dejamos oraciones cortas con la cual invocar la presencia de nuestro Señor.

Oración a Dios Padre

Plegarias al Creador
Templo

Al invocar el nombre de Dios Padre, reconocemos como dijo Jesús que todos somos sus hijos, y que por tanto, debemos cumplir su voluntad para recibir sus bendiciones y favores. Dios sin necesidad de pedirnos vela por nosotros por eso invocamos su santo nombre para pedir bienestar y protección.

La siguiente oración dedicada al Padre Celestial esta destinada a dar gracias por su bendición reconociendo su infinito poder y pidiendo que nos permita conocerlo a el, a su hijo y a su espíritu.

“Te alabamos y te glorificamos,
Padre Nuestro, con tu infinita gracia y misericordia.
Te pedimos poder saber y entender
a Jesús, tu hijo, como nuestro Cristo,
Hijo de David, heredero de su gloria,
Rey entre los Reyes, Señor entre los Señores.

Para yo poder amarlo y adorarlo como a ti
y seguir su salvación para la humanidad.
Haz que fijemos la mirada en El y lo veamos,
para poder conocer y entender tus caminos.

Padre amado y justo, por el amor
con que has entregado al mundo desde el inicio,
amor que va a todos los hombres de la tierra
y que nos llena también en nuestra misión.
Te pedimos a ti, nuestro Padre,
por tu Hijo Jesucristo, Nuestro Señor,
en comunión con tu Espíritu Santo”

Amén.

Oración a Dios Todopoderoso

En momentos difíciles, podemos acudir a muchos santos y oraciones, pero ninguna obra sin la voluntad del Todopoderoso, por eso es conveniente acudir directamente a Dios sin necesidad de ningún intermediario.

La siguiente oración dedicada a nuestro Señor Dios es ideal para rezarla cada día, en ella se pide la protección de Dios y que cuide nuestros pasos y acciones para cada día empiece y termine con El.

“Señor Dios Todopoderoso,
Tú nos has traído a salvo al principio de este día.
Defiéndenos en ella con tu poderoso poder,
para que hoy no caigamos en pecado,
sino que todas nuestras palabras sean dichas
y todos nuestros pensamientos y acciones
dirigidos de tal manera que siempre
sean agradables a tus ojos.

Señor, te suplicamos, ve delante de nosotros
con Tu gracia en todas nuestras acciones,
y ayúdanos con Tu ayuda continua,
para que todas nuestras oraciones
y trabajos comiencen de Ti
y sean debidamente terminados por Ti.
Por Cristo nuestro Señor”

Amén.

Como aprender a orar y hablar con Dios

Muy frecuentemente, nos preguntamos como orar a Dios Padre, y es que más allá de repetir versículos y salmos, orar a Dios es hablar con el, cada oración es una conversación sincera con Dios en la que abrimos nuestro corazón a El.

En cada oración debe estar representada la alabanza, la gratitud, el arrepentimiento, la plática y la escucha, puedes recordarla como la regla AGAPE. El Salmo 23 es un poderosa oración que cumple con esta formula por eso, te la dejamos a continuación.

“Padre mío, te pido que cuides a mi familia,
a mis hermanos, amigos, familiares y a toda las personas
Te pido, que reveles el amor y el poder tuyo.
Espíritu Santo, sé la guía para las almas.

Donde haya dolor, da paz y misericordia.
Donde haya dudas, llénalos e confianza.
Donde hay cansancio, da razón, paciencia, y fuerza.
Donde hay falta de fe, revela tu
presencia, para un nuevo comienzo en la fe.

Donde hay miedo, dales Tu amor y brinda fuerza.
Donde haya pecado, líbralos de la falla.
Bendice su economía, concédeles tus dones,
que se tenga el apoyo de amigos para tener fuerza y valentía.

Concédeles a cada uno entendimiento para
poder reconocer las fuerzas negativas que quieren afectarlos,
Revela el poder que hay en Ti para superarlo.
Concede esto en el nombre sagrado de Jesús el Salvador”

Amén.

Las personas a veces cometemos el error de acudir a la oración solo en momentos de aflicción o problemas, pero la oración es y debe ser mucho más que una lista de peticiones, por sobre toda las cosas orar debe ser un acto de comunicación y reflexión con Dios, para que mediante su presencia podamos iluminar y conducir por la senda de bien nuestros paso.

Realiza estas oraciones (y por supuesto el Padre Nuestro) con mucha fuerza y fe tanto en los momentos de prueba como en los de alegría, para que la oración sea tanto para pedir como para agradecer a Dios Padre por su ayuda e infinita bondad para con sus hijos.

Evalúa este Artículo