Novena En Honor a la Divina Providencia

La Divina Providencia se refiere a la soberanía que posee Dios para ayudar a los seres humanos cuando están frente a una dificultad, logrando entonces que la voluntad de Dios sobre esta tierra sea cumplida.

Uno de los nombres por lo que es conocida la madre de Dios, es el de la Virgen de la Divina, y cada 19 de noviembre, se realiza una celebración en honor a esta virgen.

Novena en honor a la Divina Providencia

Oración a la Virgen de la Providencia
Hombre orando

Puedes participar de la celebración de esta Virgen, realizando una oración por nueve noches seguidas antes del día de su festejo.

En cada una de las oraciones que harás los diferentes días, le pedirás distintas cosas a la virgen como que limpie tu corazón de todo lo malo que pueda tener, así como también que renueve tu fe.

Novena del primer día

En este primer día le pedirás al Señor que te haga obediente y te ayude a tener una comunión con el Espíritu Santo así como la tuvo María.

“Santo Cristo divino,
Vengo a ti este primer día en
humilde oración, para que transformes
mi corazón y mi espíritu.

Ayúdame a través de tu Santa Providencia
a tener una mejor relación contigo,
tal y como la santa María la tuvo.

Limpia mi corazón y hazme obediente
a tu palabra.”
Amén.

Novena del segunda día

Esa siguiente oración es para pedirle a la Virgen de la Divina Providencia que llene tus días de alegría y felicidad, en un mundo como en el que vivimos, en oraciones se puede perder de vista las cosas que realmente importan y las que nos brindan la alegría y la felicidad verdadera.

“Santísima Madre de Dios,
te pido esta noche para que
sea derramada sobre mi cabeza una
unción de felicidad y alegría.

Ayúdame a encontrar el valor de las pequeñas
cosas y a ser feliz con las bendiciones que tengo.

Lléname de gozo en los momentos malos
y en los momentos buenos hazme agradecido.”
Amén.

Novena del tercer día

Así como María tuvo que enfrentarse a muchas situaciones con amor, pero con firmeza al mismo tiempo, así también puedes pedirle a Dios que te dote de estas cualidades que tenía la madre de Jesús, que te enseñé a perdonar al que te hirió y te llene el corazón del amor del Señor.

“Santo Padre, en este tercer día,
te quiero pedir que me enseñes a
perdonar a todo aquel que una vez me dañó.

Enséñame mi Dios a tener la firmeza que
tuvo la Santa Virgen de la Providencia al
tomar la decisión de creer en ti.

Al mismo tiempo, llena mi corazón del amor
y la pureza de tu santo Espíritu.”
Amén.

Novena del cuarto día

La oración del cuarto día es dedicada a la familia, para pedir protección para cada uno de tus seres queridos, así como también para pedir sabiduría para aprender a tomar las mejores decisiones para cada uno de los integrantes de tu hogar.

“Querido Dios mío,
grande eres por sobre todas las cosas,
te pido que siempre protejas a mi familia,
y alejes al mal de ella.

Ayúdame al igual que con la Virgen María,
a tomar las mejores decisiones para mis
seres queridos.

Y que cada uno de mis familiares,
pueda cumplir el propósito para el cual
fue creado, todo esto lo pido
en tu santo y divino nombre.”
Amén.

Novena del quinto día

En ocasiones, por más que lo intentemos, no logramos tener esa pasión que tenían los grandes apóstoles por realizar la obra del Señor. Con esta oración pedirás para que sea renovada tu pasión y tu energía para hacer la obra de Cristo.

“Espíritu Santo, te doy gracias
porque sé que tú eres el Dios verdadero.

Lléname de la pasión de Cristo
para realizar su obra con amor y entusiasmo,
que la misma pasión que invadía a los apóstoles
y que invadió a la santa madre de Dios, me
invada a mí para realizar la obra divina.

Renueva mis fuerzas y mi ánimo para
que no me canse en cumplir los designios de Dios.”
Amén.

Novena del sexto día

En la siguiente oración no pedirás solo por ti, sino que oraras por la unión de la iglesia completa, para que la Divina Providencia los cubra a todos bajo un mismo manto.

“Santa Virgen de la Providencia,
hoy quiero poner de lado mis necesidades
y pedir por la unión de la iglesia completa.

Que sea tu santo manto cubriendo a
toda la congregación, para que la incertidumbre
y el desánimo no los toque.

Por tu poder divino haznos más fuertes,
renueva nuestra fe y llénanos de tu espíritu.”
Amén.

Novena del séptimo día

La vida está llena de decisiones y distintos caminos a seguir, en la séptima oración le pedirás a Dios que te guíe por el camino que le determinó para tu y que así puedas cumplir sus designios.

“Divino Señor Todopoderoso,
ayúdame a cumplir el propósito para
el cual fui creado.

En ocasiones puedo confundirme sobre
que camino tomar, que sea tu Divina Providencia,
guiando mis pasos, para que estos sean firmes
y así pueda encaminarme a cumplir tus designios.”
Amén.

Novena del octavo día

La oración de este día es para pedirle a la Divina Providencia por tu salud y la de tus familiares.

“Divino Señor Todopoderoso,
ayúdame a cumplir el propósito para
el cual fui creado.

En ocasiones puedo confundirme sobre
que camino tomar, que sea tu Divina Providencia,
guiando mis pasos, para que estos sean firmes
y así pueda encaminarme a cumplir tus designios.”
Amén.

Novena del noveno día

En este último día de oración le pedirás al Señor que te conceda el perdón por cada uno de los pecados cometidos y por los que cometerás en el futuro, ya que como humanos con naturaleza pecaminosa, estamos destinados a vivir en pecado.

“Glorioso y bondadoso Padre,
con el corazón en la mano quiero
pedirte perdón para cada uno de mis pecados,
y por cada una de las ofensas que he hecho contra ti.

Mira que aunque no soy digno de ti, quiero
hacer cuanto pueda para agradarte,
límpiame de todo pecado y hazme una
nueva criatura en Cristo.”
Amén.

Al finalizar la oración del novenos día, reza tres ave María y empieza a realizar los preparativos para la celebración de la Virgen de la Divina Providencia.